Entre el 5 y 6 de agosto, medios locales de La Paz informaban que en la ciudad de El Alto, una adolescente de 16 años de edad se había suicidado a consecuencia del castigo impuesto por sus padres, que consistió en decomisar su teléfono celular, así lo había informado el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Freddy Medinaceli, según el portal de Erbol.

El hecho ocurrió en la zona 27 de Diciembre de la ciudad de El Alto, en los días de las fiestas patrias. Según el reporte policial, los padres quitaron el celular a su hija y después se ausentaron de la casa para asistir a un acontecimiento social.

Cuando los padres llegaron a su domicilio, notaron el silencio e ingresaron a la habitación donde estaba la adolescente, quien había utilizado un cinturón para colgarse de una viga.

El coronel Medinaceli señaló que, de acuerdo a las primeras investigaciones, se puede establecer que el suicidio fue a raíz del castigo que se aplicó a la menor, al quitarle su celular por todo el día.

En otro caso de suicidio, el subdirector de la FELCC señaló que el fin de semana se registró otro suicidio de una adolescente en la zona Villa Cooperativa. En este caso la menor de 15 años se colgó con dogal en un baño y dejó una carta póstuma.

El coronel Medinaceli informó que en ambos casos los familiares intentaron evitar que la Policía haga el levantamiento legal de los cadáveres. Informó que de manera recurrente ocurre esa negativa en casos de muertes violentas , porque los allegados prefieren evitar los gastos de la morgue. 

Pidió a la ciudadanía tomar conciencia y permitir que la FELCC haga su trabajo, porque de lo contrario se generan sospechas.

La escasa información que se difunde sobre este tipo de casos, donde adolescentes, en el inicio de sus vidas determinan acabar con sus vidas, definitivamente preocupa a los cuentistas sociales.

Porque no se puede explicar los motivos que llevan a los adolescentes a suicidarse. El hecho de los padres castiguen a la adolescente con la privación de su celular o la ruptura amorosa, solo son las «detonantes» de los problemas que existen detrás de esos móviles circunstanciales.

Considero que el problema de fondo está en la formación y los valores que se inculcan a los niños y adolescentes en el terreno de la familia, en el colegio, en la sociedad, en los medios de comunicación y en las redes sociales; aquí habría que esgrimir las causales de este tipo de tragedias: el suicidio de adolescentes.

El 16 de noviembre del 2017 el diario Página Siete, publicó una investigación efectuada por Julia Shirli Beltrán, Nicol Daniela Gutiérrez Nava e Iran Carola Medina Condori  refleja datos sobre el suicidio de adolescentes, que considero son alarmantes.

El reportaje de forma textual señala:

Cada año fallecen en el mundo 1,2 millones de adolescentes de entre 10 y 19 años por causas evitables, a un ritmo de 3.000 al día, según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los suicidios y las muertes por autolesiones constituyen la tercera causa de mortalidad entre este grupo. Por sexos: es la segunda causa entre las chicas y la quinta entre los varones.

 Al respecto, el autor del informe, el doctor Anthony Costello, declaró en un artículo publicado por la BBC que «globalmente, las muertes de adolescentes en su conjunto han ido disminuyendo”, pero que algunas de las causas «se están volviendo más comunes”. Cita en concreto las muertes por autoagresiones, que «están aumentando en muchas regiones”. 

«La autolesión  es un problema masivo y creciente en muchos países. Estamos viendo subir las tasas de suicidio. La adolescencia es un momento estresante de la vida”, añade el doctor Costello.

Causas del  suicidio en adolescentes

 Padres de familia afirman que «las causas de suicidios en adolescentes principalmente son consecuencia de un estado emocional provocado por el maltrato familiar, por la relación con su entorno y una serie de problemas, que actualmente, en nuestro mundo global, lo percibimos por medios como la televisión,  Internet y otros elementos que lamentablemente fuerzan a la juventud a tomar actitudes que no son acordes a una realidad concreta”.

 Los expertos destacan que el suicidio no ocurre súbitamente «de la nada” y varios estudios académicos muestran que alrededor del 90% de los adolescentes que se quitan la vida tiene algún tipo de problema mental.

 El desencadenante puede ir desde la depresión, que es la principal causa de enfermedad para ese segmento de edades, hasta la ansiedad, la violencia o el abuso de drogas. Pero también puede ser consecuencia de un cambio en el entorno, dificultades en el colegio, problemas con los amigos o conflictos con su identidad sexual.

 Uno de los factores que lleva a las adolescentes mujeres al suicidio es el embarazo no deseado. Expertos explican que las jóvenes toman la decisión fatal por «temor al rechazo por parte de la sociedad” o porque temen que sus padres las boten de su casa, sin ser escuchadas”.

 En los últimos años las redes sociales, que se han convertido en un medio de comunicación imprescindible en la sociedad y sobre todo en la vida de los adolescentes, han sumado otra causa al suicidio entre los jóvenes: el ciberacoso. Según el Centro Estadounidenses para la Prevención y el Control de las Lesiones (US Center for Injury Prevention and Control, en inglés), el acoso y el comportamiento relacionado con el suicidio están estrechamente vinculados.

 «Limitar la discusión del tema a que el acoso en la causa única y directa del suicidio no ayuda y es potencialmente dañina, porque podría perpetuar la noción falsa de que el suicidio es una respuesta natural a ser acosado, lo cual tiene el peligroso potencial de promover un comportamiento de imitación”, señala un informe del US Center for Injury Prevention and Control.

 La cobertura mediática sensacionalista de casos de muerte trágica también puede animar a los jóvenes más vulnerables a copiar el comportamiento suicida, lo que los expertos denominan «contagio social”.

Relación con la familia

Psicólogos afirman que a medida que los niños se convierten en adolescentes «es más complicado para la familia comprenderlos y saber qué piensan, debido a que la mayoría de los padres pasan más el tiempo en el trabajo que en casa y no saben cómo sus hijos se desenvuelven en su ámbito social”.

 Por su parte, padres de familia manifiestan que «lo primero que un padre de familia  debería hacer es reflexionar profundamente sobre cómo es el lazo paterno con su hijo, darse un tiempo para conversas, debido a que la adolescencia es una  etapa en la que necesitan  más el apoyo y la comprensión de la familia”.

El suicidio en Bolivia

Bolivia registró en los últimos cinco años 3.495 casos de suicidios, el 33% se dio en la ciudad de La Paz.  La situación afecta más a los varones.

 El país se ubica entre los cinco países con el mayor índice de esos casos de muerte y es el número 15 a nivel mundial. Otro dato preocupante es que es el tercero en el mundo con el índice de suicidio  entre los niños de 5 a 14 años.

 El Ministerio de Salud del Estado Plurinacional de Bolivia ejecuta una iniciativa para prevenir este tipo de problemas. El Ministerio de Salud, apoyado en un informe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), da cuenta en un informe enviado a La Razón Digital de que, después de   La Paz le sigue Cochabamba con 633 (18%) suicidios, mientras que Santa Cruz reporta 572 (16%); Potosí, 339 (10%); Oruro, 308 (9%); Chuquisaca, 285 (8%); Tarija, 185 (5%) y Pando registra 34 casos (1%).

 El informe también revela que las personas que más tienden a suicidarse en Bolivia son los varones, pese a que las mujeres muestran más pensamientos suicidas. «El proceso inicia en un hecho cotidiano que puede ser el rompimiento de una relación amorosa, que pasa a ser un problema de familia, luego llega a ser un conflicto, una crisis emocional, fantasías negativas donde inicia la posibilidad de acabar con el problema, desembocando en el suicidio”, dice el documento.

Día Mundial de la Prevención del Suicidio

El 10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, se fomentan en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para prevenir los suicidios

Expertos en salud pública alertan de la necesidad de confrontar este problema, al que catalogan como  «epidemia”, un problema «que ha estado envuelto en tabú durante demasiado tiempo”, según la OMS.

 Los factores de protección son la alta autoestima y relaciones sociales ricas, sobre todo con los familiares y amigos; el apoyo social, una relación estable de pareja y las creencias religiosas o espirituales, señala la OPS.

En Bolivia, el Ministerio de Salud, junto a la Sociedad Boliviana de Psiquiatría, el Colegio de Psicólogos de Bolivia, el Centro de Rehabilitación y Salud Mental San Juan de Dios, la Policía Boliviana y otras instituciones elaboraron la Guía de intervención de trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias en el sistema de salud mental.

La iniciativa aconseja consultar con un especialista (psiquiatra y/o psicólogo) en caso de presentarse un intento de suicidio; ubicar a la persona que ha intentado suicidarse en un ambiente seguro  y que esté constantemente monitoreada por un familiar o amistad cercana, además de restringir el acceso a los métodos usados para autoagredirse.

También sugiere motivar a los medios de comunicación seguir prácticas de sensibilización sobre las causas, características, consecuencias y tratamiento del suicidio. Esto implica evitar emplear «un lenguaje que intente causar sensacionalismo o aceptarlo como un comportamiento normal”.

«Se debe evitar exponer fotografías y descripciones explícitas del método utilizado para suicidarse y proporcionar información acerca de dónde se puede obtener ayuda”, señala el informe proporcionado por Ministerio de Salud.

Aprender más acerca de los factores que podrían llevar un adolescente al suicidio podría ayudar a prevenir más tragedias. Aunque no siempre se puede impedir, siempre es buena idea informarse y tomar medidas para ayudar a un adolescente con problemas.

Los motivos detrás del suicidio o intento de suicidio en un adolescente pueden ser complejos. Aunque el suicidio es relativamente raro entre niños, la cantidad de suicidios e intentos de suicidio aumenta significativamente durante la adolescencia.

 Padres de familia aconsejan a los adolescentes: «Cada quien es constructor  de su propio destino y si nosotros tenemos proyecciones para nuestro futuro, nosotros debemos generar el proyecto de vida, ¿qué es lo que queremos ser? ¿A dónde queremos llegar? Pero si nosotros mismos nos colocamos piedras en nuestro camino, se nos hará difícil llegar a ese nuestro objetivo. Entonces, lo más importante para los adolescentes es empezar a generar consciencia social que es lo fundamental para poder garantizar un cambio personal, un cambio social y uno colectivo que es lo fundamental”.

Los jóvenes con problemas de salud mental, como ansiedad, depresión, trastorno bipolar o insomnio, corren riesgos más altos de pensar en el suicidio. Los adolescentes que pasan por cambios fuertes en la vida (el divorcio de sus padres, mudanzas, un padre que se va de casa por el trabajo  o cambios financieros) y aquellos quienes son víctimas de intimidación corren mayores riesgos de pensar en quitarse la vida.

Julia Shirli Beltrán, Nicol Daniela Gutiérrez Nava e Iran Carola Medina Condori pertenecen a la  Unidad Educativa Luis Boeto de Sucre, Chuquisaca, y su trabajo fue premiado por el concurso Periodista por un día promovido por la Fundación para el Periodismo. 

Deja un comentario