El presidente Evo Morales ofreció a la población la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de Cochabamba para los actos de celebración de matrimonios, graduaciones, y otras recepciones sociales.

Ante el resquebrajamiento del bloqueo de la Unasur y a tiempo de inaugurar el edificio construido en San Benito, Cochabamba, Morales exhortó a la población de San Benito a cuidad esa lujos infraestructura, construida en un área suburbana.

«Sólo quiero decir a San Benito, a la provincia Punata, a los pueblos del Valle Alto, hay que cuidar nuestra infraestructura. Cuando sus eventos sociales, congresos, promociones, después del evento, hay que cuidar nuestra infraestructura y dejarla limpia. Sólo esa condición para buena imagen de Cochabamba, del Valle Alto y de toda Bolivia», sostuvo.

Esta lujosa infraestructura fue construida con recursos públicos provenientes del Tesoro General de la Nación, la suma asciende a casi 430 millones de bolivianos, dineros que corresponde a todos los bolivianos.

El acto inaugural se desarrolló en la coyuntura en que ese organismo suramericano enfrenta una crisis, y prueba de esa situación es la ausencia de los presidentes de las naciones que aún conforman el bloque.

«Otra fecha histórica para Cochabamba, Bolivia y Sudamérica (…) el mes pasado inauguramos la Casa Grande del Pueblo, ahora la Casa Grande de Sudamérica, de América Latina», dijo Morales.

Morales manifestó que esa infraestructura servirá para realizar eventos internacionales que sentarán las bases de la construcción de la unidad de las naciones de la región.

Planteó que el predio sea también utilizado para actividades sociales, como las graduaciones de estudiantes de los colegios, matrimonios e incluso congresos y reuniones de las organizaciones sociales.

El mandatario expresó su emoción y alegría porque el predio fue construido con fondos estatales por el crecimiento económico en el país y con mano de obra boliviana.

«El diseño fue de los cochabambinos, recuerdo perfectamente (…) Es un diseño boliviano, de los cochabambinos», relievó.

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros, señaló que la obra fue edificada con una inversión de casi 430 millones de bolivianos y cuenta con tres componentes.

El primer componente es un edificio de plenarias que tiene tres bloques con un auditorio para 136 personas y un estacionamiento con capacidad de 110 vehículos; el segundo es un centro de convenciones que consta de una sala múltiple para talleres y una sala múltiple de teleconferencias; y el tercero está formado por un bloque con tres auditorios para 1.300 personas.

Deja un comentario