En Twitter me encuentran como @Javier_Alanoca

La cirugía se la practicó a la paciente Mirtha Palomequi González de 62 años de edad, quien presentaba un cuadro de más de 20 años de evolución con diagnóstico de tumor abdominal, conocida como una masa anexial izquierda, que los médicos sospechaban de un quiste gigante, así lo afirmó el doctor Huáscar Suárez Avaroma, quien fue el cirujano que liderizó la operación acompañado de un equipo de profesionales de la clínica Pro- Salud donde él es director.

«Agradezco a Dios por habernos dado la gracia de poder recuperar una vida más, una vez realizado todos los estudios diagnósticos nos atrevimos a realizar está cirugía, no se hacen en nuestro medio por la complejidad de estos casos ya que también no habían las condiciones para que la paciente viaje al interior del país, por eso fue que nos atrevimos hacer si permiten el término una cirugía de salvataje, arriesgando la vida de la paciente es cierto ella lo sabía y los familiares también, ustedes tienen las imágenes, ahí está el testimonio vivo del éxito de la cirugía, la intervención duró aproximadamente una hora, cuando las personas que tienen está patalogía no se hacen el tratamiento adecuado y oportuno estos aumentan de tamaño y en mi experiencia es la primera vez que vemos en Riberalta uno de grandes dimensiones como el peso de una grarrafa 25 kg, actualmente la paciente se encuentra bien con muy buena evolución y si Dios lo permite mañana martes estaríamos ya dándole de alta», indicó Suárez.

El equipo quirúrgico estuvo dirigido por el doctor Suárez, colaborado por los médicos Sánchez, Velasco, como anestesiólogo el doctor Henry Mollo y el equipo de paramédicos y licenciadas que hacen la instrumentación y la parte de circulación en el quirófano.

Asi mismo Suárez señaló que en muchas ocasiones se lamenta este tipo de operaciones, pero eso es lo bueno de la medicina que el resultado es impredecible y esta vez con bendición de Dios se pudo salir victorioso, ya que la paciente podrá seguir con su vida normal, puesto que el tamaño del quiste incluso le impedía realizar sus necesidades fisiológicas y ahora todo volverá a su normalidad.

Por su parte la paciente expresó su agradecimiento a los profesionales que la intervinieron y sobre todo a Dios por seguir con vida, ya que estos dolores lo venía llevando por 25 años que le impedía incluso caminar con normalidad, en el 2008 Palomequi acudió al hospital Riberalta para que le diagnosticaran su enfermedad sin embargo de ahí le dijeron que acuda al materno para ser atendida, hecho que nunca lo hizo y que ya por la gravedad recientemente acudió a la clínica Pro-Salud.

La cirugía se practicó el día 12 de octubre del presente mes y ante la incredulidad de muchas personas el director de este centro, explicó el trabajo que se hizo y el estado de la paciente.

Deja un comentario