spot_imgspot_img

Bolivia consigue ser el «Mejor Destino Verde de América del Sur 2018»: World Travel Awards

Bolivia obtuvo el premio de Mejor Destino Verde de América del Sur 2018 otorgada por la World Travel Awards, c en evento desarrollado en la ciudad de Guayaquil, Ecuador.

Bolivia estuvo nominada en esa categoría junto a Brasil, Argentina, Chile, Colombia Ecuador Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, consagrándose como la ganadora y podrá participar en la categoría de Mejor Destino Verde del Mundo 2018 junto a Costa Rica, Ecuador, Fiji, Madagascar, Noruega y Perú, en la final que se realizará el 1 de diciembre en Lisboa, Portugal.

La nominación fue recibida por el embajador de Bolivia en Ecuador, Juan Enrique Jurado, en un acto en el que participaron responsables en la toma de decisiones de la industria turística, así como instancias clave de viajes y turismo de América Latina.

Se trata del segundo galardón que recibe Bolivia de World Travel Awards, reconocido como el programa con mayor prestigio de la industria de viajes y turismo.

El 2017 Bolivia obtuvo el galardón como Mejor Destino Cultural de América del Sur por la World Travel Awards.

La World Travel Awards es reconocida mundialmente y que cada año los votos son emitidos por más de 911.000 ejecutivos de turismo de un área de captación que cubre 191 países.

Más del 17 por ciento del territorio boliviano corresponde a áreas protegidas y parques naturales, cuyos ecosistemas van desde el altiplano, hasta valles y Amazonia.

El World Travel Awards, conocido también como el premio «Oscar del Turismo», se estableció en 1993 para premiar cada año la excelencia en los sectores de la industria del turismo.

¿Cómo está Bolivia en conservación forestal?

Contrariamente a lo que podría al reconocimiento que hace este galardón, la conservación forestal en el país reporta cifras negativas, con relación a anteriores gestiones.

La ganadería, la agricultura, sobre todo el cultivo de coca van afectado áreas y reservas forestales.

El diario cochabambino Los Tiempos reportó en Enero último que Bolivia sigue siendo uno de los países con mayor deforestación per cápita del mundo, lo que causa alarma entre los ambientalistas. Las quemas para habilitar tierras para la ganadería y agricultura son las razones que aceleran la pérdida de bosques.

«De los países que tienen bosque, Bolivia es uno de los que más deforestan. En deforestación per cápita estamos entre los 10 primeros países que deforesta en el mundo. Y la principal causa de la deforestación es la ganadería», dijo a Brújula Digital el especialista en medioambiente Pablo Solón.

La investigadora Lykke Andersen, del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (Inesad) y autora de una investigación al respecto, consideró en una entrevista de prensa que «sólo hay tres países del mundo con más deforestación per cápita que Bolivia: Botswana, Paraguay y Namibia», según el sitio www.scidev.net.

Un estudio de la fundación alemana Friedrich Ebert Stiftung (FES) calculó en 2010 que el país pierde anualmente 350.000 hectáreas de bosques debido a actividades tanto legales como clandestinas. Esas 350.000 hectáreas implican unos 320 metros cuadrados por persona de pérdida de bosque al año, una de las más altas del mundo y representa, según la FES, unas 20 veces más que el promedio mundial, que es de 16 metros cuadrados por persona. A este ritmo, que no se ha reducido en los últimos años, sino aumentado, los bosques de Bolivia podrían desaparecer para el año 2100.

Elevado índice

Ese ritmo de deforestación «es uno de las más altos del mundo, superando los niveles de otros grandes países deforestadores», dice el informe.

Ese índice per cápita de pérdida de bosques es casi el triple del que registra Brasil, que pierde 125 metros cuadrados de capa boscosa al año. Un estudio de la FAO establece que la deforestación en Bolivia es aún mayor, con 400 metros cúbicos per cápita al año. Esto ha generado que la cobertura boscosa en Bolivia baje de 58% en 1990 a 51% en 2015.

DATOS ALARMANTES

La exministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, señaló durante un informe en 2016 que «entre 1976 y 2000, Bolivia ha sufrido la pérdida de 3,7 millones de hectáreas de bosques y en la actualidad estamos perdiendo un promedio de 219.000 hectáreas al año», es decir una estimación más optimista que las anteriores, pero igualmente preocupante.

Pablo Solón considera que la reciente decisión del Gobierno de permitir la libre exportación de carne agravará la situación. «Al liberar el año pasado la exportación de carne en Bolivia el Gobierno va a generar un impacto sobre un índice de deforestación ya bastante alto», dijo.

Por otro lado El representante de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Therry Rostan, presentó hoy (22.08.2018) el Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca 2017 que establece un incremento de 6% en los cultivos de coca, más en el Chapare, que en los Yungas, de 23.100 hectáreas (ha) en 2016 a 24.500 en 2017.

«La superficie de cultivos de coca a nivel nacional se incrementó en 1.400 hectáreas (6 por ciento) de 23.100 hectáreas en 2016 a 24.500 hectáreas en 2017», precisó en un acto público que se realizó en la Cancillería boliviana.

PLANTACIONES DE COCA EN PARQUES NACIONALES

Explicó que el informe detectó también cultivos de coca en 6 de las 22 áreas protegidas del país.

Precisó que en esas áreas se identificó una superficie total de 253 hectáreas de cultivos de coca.

Dijo que el parque nacional más afectado por el cultivo de coca fue Carrasco, seguido por Cotapata, Isiboro Sécure y Amboró.

Según datos del Gobierno, la cantidad de coca comercializada en 2017 en los dos mercados autorizados (Villa Fátima en La Paz y Sacaba en Cochabamba) fue de 22.967 tm.

Explicó que el 91% de la coca comercializada legalmente se contabilizó en Villa Fátima, mientras el restante 9 % en Sacaba.

El precio promedio ponderado de coca en esos mercados autorizados aumentó en 6%, de 8,1 dólares por kg en 2016 a 9,4 en 2017.

Dijo que el Gobierno informó que el secuestro de coca aumentó 5% y de cocaína base 3%, es decir, de 353 a 370 tm y de 12,2 a 13,7 tm, respectivamente.

Mientras el secuestro de clorhidrato de cocaína disminuyó en 78%, de 17,8 a 3,9 tm.

Javier Alanocahttps://www.javieralanoca.com
Freelance Periodismo Independiente

Get in Touch

Deja un comentario

spot_imgspot_img

Related Articles

spot_img

Get in Touch

10,468FansMe gusta
875SeguidoresSeguir
suscriptoresSuscribirte

Latest Posts