El sábado, aviones de combate de la Fuerza Aérea de Brasil interceptaron una avioneta procedente de Bolivia con un cargamento de 250 kilos de cocaína.

La aeronave era pilotada por súbdito brasileño identificado como Harysohn P. P. de 46 años y al copiloto Aldo Sánchez Sandóval quien sería miembro de la policía militar boliviana, según el portal brasileño O Globo.

En la noche de este domingo desde el Ministro de Defensa de Bolivia se negó que boliviano detenido en la comisaría de la Policía Federal, en Cáceres, a 220 km de Cuiabá, sea parte de las Fuerzas Armadas de Bolivia.

Según comunicado oficial, el gobierno aclara que Aldo Sandoval Sánchez, «no tiene ninguna relación con las FFAA ni mucho menos con el Ejército boliviano», precisó.

«Ante versiones malintencionadas que se difunden en redes sociales (el Ministerio de Defensa) hace conocer a la opinión pública que Sánchez prestó su servicio militar en el primer escalón del 2005» y ésa, en instancia definitiva, fue su única ligazón con las FFAA de Bolivia, según el reporte al que tuvo acceso la ABI.

El documento explica que el servicio militar tiene un periodo anual y, a su conclusión, quienes hayan prestado esta misión adquieren el carácter de reservista, sin dependencia del Ejército.

Deja un comentario