Cuatro días después de solicitar que se levante el secreto bancario a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), el expresidente y candidato por el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Carlos Mesa, complemento la solicitud informando a dicha entidad que tenía una cuenta bancaria en el exterior.

Mesa, en una carta enviada el 8 de octubre a la UIF, en un principio había expresado que no tenía cuentas en el extranjero; sin embargo, cuatro días después, el 12 de octubre, mediante otra misiva, aclaró que contaba con una cuenta con una en el exterior, que fue abierta en España en 2011, con un saldo ínfimo de dinero.

«El pasado 8 de octubre de 2018, le hice llegar una carta pidiéndole que levante el secreto bancario en todas mis cuentas en Bolivia. Le indique también que no tengo ninguna cuenta en el extranjero. No advertí que, en 2011, cuando fui invitado a dar una cátedra en el instituto Barcelona de Estudios Internacionales, abrí una cuenta en el BBVA de España», señaló Mesa en esa misiva dirigida a la directora de la UIF, Teresa Morales.

Se trata de la cuenta «0182-1797-39-021552719» del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA).

Mesa relata que entre 2011 y 2012 ejerció la docencia universitaria en España: el 2011 fue profesor invitado para dictar seminarios sobre Bolivia y América Latina en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona (España).

En el año 2012 fue profesor invitado para dictar la materia Relaciones Internacionales de América Latina en la maestría de Relaciones Internacionales del Instituto Barcelona de Estudios Internacionales IBEI de Barcelona (España).

«En el caso del IBEI recibí remuneración económica por mi actividad académica. Por esa razón y a pedido de ese centro académico de posgrado, abrí una cuenta en el BBVA de España. En esa cuenta se me depositaba la citada remuneración mensual», explicó Mesa en su blog de Internet.

«Desde 2012 la mencionada cuenta estuvo casi inactiva. Por esa circunstancia y dado que el movimiento y saldo de la misma era insignificante, no la tomé en consideración. Al advertir esa omisión el día 12 de octubre, cuatro días después de la primera misiva, envié a la directora de la UIF la siguiente complementación», acotó el exmandatario.

A la fecha, según la UIF, al menos 40 autoridades tales como ministros de Estado, diputados y senadores renunciaron al secreto bancario y solicitaron hacer públicos sus movimientos financieros.

Deja un comentario