En Twitter estoy como @Javier_Alanoca

El portavoz de la demanda marítima, el expresidente Carlos Mesa (2003-2005), afirma que Bolivia debe respetar el fallo de la Corte de La Haya conocida el lunes.

“Pero además debe respetar el fallo, porque Bolivia insistió permanentemente, suponiendo que iba a ganar el caso, y le dijo a Chile, antes del fallo,  debía acatarlo cualquiera que fuese su resultado. En ese contexto no veo ninguna razón que explique o justifique que ahora digamos lo contrario. Es digno para nuestro país aceptar lo que la Corte ha dicho”, aseveró Carlos Mesa.

Con relación a las responsabilidades sobre el fracaso de Bolivia en la Corte de La Haya, Mesa considera que cada uno de quienes integraron emprendieron la demanda marítima contra Chile tiene su parte.

«Cada uno de nosotros en la parte que nos toca, en el trabajo que hicimos y las iniciativas que desarrollamos a lo largo de estos cinco años se debe asumir a cara descubierta y también con dignidad la responsabilidad que le toca».

Sin embargo, Mesa defendió los argumentos presentados por Bolivia a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), porque cree que fueron «consistentes»; sin embargo, indicó que ese alto tribunal de las Naciones Unidas optó el 1 de octubre por el «statu quo» en el fallo final de la causa boliviana instaurada en 2013 contra Chile.»Creo que la Corte actuó de manera conservadora y vio mantener el statu quo y por esa razón no dio ese paso significativo que Bolivia esperaba. ¿fue un error de apreciación de nuestro equipo? creo que sí, pero que no quita que el riesgo que asumimos valiera la pena, lo que no quita que los elementos argumentales y jurídicos de los actos bilaterales y multilaterales, entendidos como compromisos jurídicamente exigibles, no deberían ser presentados y planteados». explicó.

    El lunes, la CIJ estableció que Chile no tiene obligación de negociar una salida soberana al mar para Bolivia, cualidad que perdió en 1879 después de una invasión chilena.

    «Yo estoy convencido, lo estuve cuando comencé con esta responsabilidad y lo estuve hasta el día mismo en que se produjo el fallo que la argumentación jurídica, que la consistencia que Bolivia presento, sobre todo, en función de los actos bilaterales y los actos unilaterales, es consistente y que el problema no ha estado en un equipo jurídico», dijo en su canal en You Tube.

Explicó que esa consistencia se reflejaba claramente en los compromisos que se generaron en los años 1950 y 1975, cuando las negociaciones «llegaron a un punto tal que la propia República de Chile en 1975 presentó a consideración del Perú lo que había avanzado».

Mesa dijo que el fallo de la CIJ fue «conservador», porque de lo contrario iba a marcar «la posibilidad de una transformación de cómo se lee el derecho internacional en el concepto de actos bilaterales y multilaterales encarados por los Estados».

Deja un comentario