Denuncian que un mimbro del Ejército hace mal uso de los vehículos entregados por el Estado para ir a moteles.

El diputado de Unidad Nacional (UN), Amilcar Barral, fue el encargado de presentar las fotografías del momento en que hace 15 días una vagoneta Nissan de color plateada salía del motel Inn, ubicado en la zona de Sopocachi de La Paz.

Diputado Barral denuncia que la vagoneta de uso oficial designada al Comando General del Ejército ingresó hace dos semanas atrás al motel Inn, anticipando la presentación de una denuncia ante Fiscalía por uso indebido de bienes del Estado.

«La vagoneta oficial 1819 NPN corresponde al Comando General del Ejército y con las fotografías que hemos expuesto está en el motel Inn de Sopocachi, en nuestra ciudad, yeso es uso indebido de bienes del Estado»,aseveró Barral.

Apenas han transcurrido siete días de aquel escándalo público en que Bolivia amanecía anoticiándose de que un teniente del Ejercito había sido robado en las afueras de un prostíbulo, la medalla y la banda presidenciales.

En esta ocasión corresponde la denuncia contra un miembro del Ejército que usa un vehículo oficial para realizar uso de un motel.

Según el Barral, el uso de bienes del Estado para beneficio personal, es un delito y la Fiscalía debe identificar a la repartición a la que esta movilidad presta servicio y a quién se tiene asignado dentro del Ejército boliviano.

“Para que vean cómo la gente del Ejército, también pasó en Santa Cruz con funcionarios públicos, que hace uso y abuso de los bienes el Estado”, manifestó el parlamentario de oposición.

 Según las evidencias presentadas, fotografías y extracto del Registro Único Automotor (RUAT), se observa una vagoneta de tipo Nissan Patrol, color plateado, con placa de circulación número 1819 NPN adquirida el año 2014.

«No puede ser que se esté pagando los placeres de esta gente y para esto tiene que haber un proceso,por eso vamos a pedir un informe al Ministerio de Defensa y también vamos a pedir el proceso penal para que investigue el Ministerio Público», afirmó.

El parlamentario considera que el militar que hizo uso de este vehículo oficial debía haber usado un taxi para este tipo actividades.

“Como sí no fuera tan fácil contratarse un taxi, lamentable saber de que el Ejército de mal en peor”, lamento Barral.

Aún está fresca en la memoria colectiva que el Pasado Martes, un teniente de Ejercito, custodio de las joyas presidenciales era víctima de robo en las puertas de un prostíbulo en la zona 12 de Octubre de la Ciudad de El Alto.

El efectivo militar había recorrido varios de estos locales, mientras en la calle tres delincuentes peruanos con la especialidad del “plumazo” forzaban la puerta de su vehículo particular, para sustraer la medalla y la banda presidenciales.

El hecho fue una vergüenza internacional por la cobertura de prensa que se propagó por todo el planeta, ocasionando la detención de teniente, la destitución del jefe de la Casa Militar y la remisión a la cárcel de dos de los autores del robo.

Deja un comentario