Diputados y senadores del Movimiento al Socialismo (MAS), protagonizaron hoy (21.01.2020) una escandalosa sesión en la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la que se leyó la carta de Evo Morales y se aceptó su renuncia a la Presidencia de Bolivia, presentada la tarde del pasado del domingo 10 de noviembre de 2019.

La sesión Legislativa fue iniciada pasada las 11h00 de la mañana de hoy con la lectura de la correspondencia. El escándalo fue originado por la alteración del orden del día para considerar las cartas de renuncia de Evo Morales y del exvicepresidente, Álvaro García Linera.

La presidenta del senado, Eva Copa y el senador secretario, Omar Aguilar, ambos del MAS, dirigieron la sesión de la Asamblea Legislativa y dieron lectura a las cartas de Morales y García, respectivamente, en medio de los gritos de los cuestionamientos de los diputados y senadores del oficialismo pero también del ala radical del MAS.

El nerviosismo empezó antes del inicio de la sesión Legislativa, cuando se vio en el hemiciclo a diputados y senadores del ala radical del MAS en medio de secretismos y buscando contactos telefónicos vaya a saberse con quién y para coordinar qué acciones para esta reunión.

Los asambleístas de Unidad Demócrata rechazaron la lectura de las cartas porque aseguran a esta sesión un acto «extemporáneo, intrascendente y sin efecto jurídico», además porque Jeanine Áñez ya había asumido el mando del país hace dos meses y 11 días, mientras que Morales y García optaron por el autoexilio en Argentina.

Finalmente las renuncias de Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera fueron aceptadas en medios de gritos, cuestionamientos, acusaciones e insultos, al no existir quórum para la reconsideración de la votación de los legisladores asistente a la sesión. D esta forma concluyó la sesión en el hemiciclo.

Sin embargo las peleas de diputados y senadores del MAS se trasladaron a los pasillos de la Asamblea Legislativa, donde el diputado opositor Franklin Flores y el senador de su partido, Omar Aguilar, protagonizaron una trifulca a gritos, insultos y acusaciones.

«Has contado mal, ¿por qué no cuentas bien. Verifica las cámaras», en esos términos increpó a gritos el diputado Flores del MAS al senador de su partido, Omar Aguilar, al cuestionar la votación realizada en la Asamblea Legislativa para aceptar la renuncia de Evo Morales.

A lo que Aguilar, completamente enojado respondió también a gritos. «Vas a pagar por la muerte de (Rodolfo) Illanes. Corrupto, corrupto, masista corrupto»

De esta forma, los diputados y senadores dieron curso de forma extemporanea a las cartas de renuncia de Morales y García, las mismas que fueron presentadas hace dos meses y 11 días, dejando a los bolivianos en el caos y la ausencia de autoridades nacionales al frente del Gobierno.

El abandono de funciones de Evo Morales y Álvaro García Linera y la renuncia de los sucesores en el Legislativo, dejó al estado con un vació de poder y la incertidumbre a los bolivianos. Frente a este abandono de funciones de Morales y García, la senadora Jeanine Áñez asumió el mandato en sucesión constitucional prevista en la Carta Magna.

La diputada Shriley Franco, jefa de bancada de Unidad Demócrata (UD), declaró que la intencionalidad del ala radical del MAS no era otro que continuar perturbando la tranquilidad social del país luego de haber ingresado a una nueva etapa electoral constitucional, legítima y transparente que le costó recuperar al pueblo.

La renuncia de Morales y García se dio luego del fraude en los comicios del 20 de octubre lo que ocasionó una crisis político- social con muertos y heridos y la posterior salida del país de ambos exmandatarios, quienes se acogieron al asilo en México y actualmente al refugio en Argentina.

«Esta ala radical, irracional del MAS, no tiene la menor incidencia ni dentro del Parlamento y menos en las calles del país. Hemos sido convocados para tratar una correspondencia que nosotros consideramos totalmente extemporánea e inoportuna», puntualizó Franco.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, afirmó que la lectura de esa carta corresponde al cumplimiento del Reglamento de la Asamblea Legislativa.

«Como asambleístas tenemos que cumplir el reglamento y funciones y una de ellas poner a consideración la renuncia de nuestros exmandatarios», señaló.

No obstante, la aprobación de ambas renuncias con votos del MAS por simple mayoría desató un altercado verbal entre el diputado Franklin Flores, en cuya opinión no hubo la suficiente votación para aprobar las renuncias de Morales y García, y el senador Omar Aguilar, quien afirmó la existencia de mayoría en la votación, quien calificó de «corrupto», a su correligionario y dijo que deberá responder por la muerte del exministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes.

Deja un comentario