El vocero de la demanda marítima contra Chile explica la derrota de Bolivia en Corte de La Haya

0
498
Carlos Mesa en La Haya

A cinco meses del fallo adverso de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, sobre la demanda marítima de Bolivia contra Chile, hoy (24.03.2019), finalmente llegó una explicación y no precisamente del director de la campaña, Evo Morales, sino del vocero de la causa del Mar, Carlos Mesa.

“Dado su contenido completamente adverso a Bolivia, a pesar de un párrafo breve en sus consideraciones finales que no niega el espacio para un diálogo bilateral, es lógico el sentimiento de frustración y la sensación de fracaso tras cinco años de contencioso jurídico. Es precisamente por eso necesario que quienes como yo, tuvimos un papel relevante en esta causa demos una explicación y hagamos una interpretación razonada de cómo entendemos el inesperado desenlace”, asevera Mesa en el segundo párrafo de su documento publicado en su página personal.

En otro párrafo de su explicación Mesa dice, “asumo a plenitud la parte de responsabilidad que me toca ante este fallo como portavoz internacional de la demanda”, actitud y acción que aún no fue asumida por los principales gestores de la demanda contra Chile el año 2013. “Para quienes trabajamos denodadamente en la demanda, no cupo sino asumir con claridad la cuota de responsabilidad que a cada uno le toca en la dimensión exacta de lo que tenía encomendado”, acotó.

Desde la perspectiva de Mesa, la esencia del fallo adverso está en la naturaleza del alto Tribunal de La Haya que es de “Justicia” y no de “Derecho”, pese a la abundante evidencia generada por Chile en sus encuentros bilaterales con Bolivia, sobre su necesidad del país transandino de “reparar” la injusticia contra nuestro país, con la invasión del 14 de febrero de 1879. 

“A la idea de Paz y Seguridad hay que añadirle la de la Justicia. Bolivia es víctima de una injusticia y Chile, porque lo sabe, ofreció reiteradamente repararla. Por eso es imprescindible la negociación de un acceso soberano. Fallar en derecho, en este caso concreto, conduce a fallar en justicia. El nombre de este alto tribunal es Corte Internacional de Justicia, no Corte Internacional de Derecho…”, apunta Mesa en su explicación.

El “derecho” de Bolivia a tener un acceso soberano al Mar, tal cual es el espíritu de reivindicación histórica de los bolivianos, y por el cual se han concretado varios hitos históricos que se traducen precisamente en esos ofrecimientos unilaterales de Chile, de una solución al problema del enclaustramiento de nuestro país, a decir de Mesa y la Comisión gubernamental para la demanda marítima, ha generado un “derecho” y “obligatoriedad” por lo que fue sometida en consulta ante la CIJ.

“La disyuntiva de los jueces no era, en consecuencia, decir sí a una demanda de Bolivia, sino escoger el camino entre una interpretación progresista y de siglo XXI de dos figuras muy importantes del derecho internacional, o, por el contrario, el del statu quo con una interpretación que no modificara el ya de sí complejo escenario jurídico internacional”, expone Mesa en otro párrafo.

Al final de la campaña emprendida hace cinco años y que concluyó con una fallo adverso a Bolivia, el juicio en La Haya deja en claro para los chilenos, que el enclaustramiento marítimo es un problema real y tangible, pendiente de solución y que ésta debe ser resuelta, pese al fallo de la CIJ leída el 01 de octubre del 2018.

“A pesar de todo, este razonamiento sigue siendo crucial ya que fue ratificado por la CIJ en el veredicto del 1º de octubre, cuando dijo: ‘No se debe entender (el fallo) como una negativa a las partes para continuar este diálogo… para buscar resolver asuntos relativos a la situación de mediterraneidad de Bolivia, que ambos (países) reconocen como un asunto de interés mutuo’” apunta el actual candidato a Presidente por la alianza, Comunidad Ciudadana, en uno de sus últimos párrafos de su documento.

Con relación al millonario gasto efectuado en la campaña de la demanda marítima, Mesa no ha mencionado ni una palabra, porque es un acápite de todo el proceso sobre el cual no ha tenido competencia, porque él sostiene que fue, “Representante Oficial del País para la explicación de la Demanda Marítima a la comunidad internacional (2014-2018)”.

En la última semana el senador Arturo Murillo había demandado a Mesa explicar todos los pormenores del fallo adverso en La Haya, sobre la demanda marítima, consciente de que el Gobierno de Evo Morales y su Gobierno no iban a cumplir con esta obligación con los bolivianos.

“Y nadie da una explicación de millones gastados, pero digamos que no importa la plata, la esperanza, hemos perdido la esperanza, algo que nos mantenía vivo a los bolivianos con el tema del Mar y lo hemos perdido. Aquí yo invoco al vocero de tema marítimo, al señor Carlos Mesa, que por lo menos él salga y dé una explicación sobre el tema del Mar”, aseveró Murillo.

Por su lado, el diputado Rafael Quispe anticipó que el presidente Evo Morales, Álvaro García Linera y Carlos Mesa sean enjuiciados por la derrota de la demanda marítima en la Corte Internacional de Justicia.

«Vamos a impulsar el juicio de responsabilidades en contra de Evo Morales, (Álvaro) García Linera y juicio ordinario en contra de Rodríguez Veltzéy en contra de Mesa Gisbert, porque esos son los traidores a la patria», aseveró Quispe.

Con todo estas posturas políticas, el Gobierno del presidente Evo Morales se limita a lamentar el por los reclamos de los representantes de la oposición, manifestaciones que el mandatario considera como una búsqueda de «lucrar políticamente» con la causa del mar en el camino hacia las elecciones generales de octubre próximo. Sobre una rendición cuentas del Estado a la nación Morales no dio ningún indicio.

«Lamentamos y reprochamos a quienes hoy desean lucrar políticamente con nuestra noble causa», dijo durante su discurso en conmemoración al Día del Mar. «Hermanos y hermanas, ante estas circunstancias el Gobierno nacional mantiene intacta la determinación de su pueblo de volver al mar con soberanía», acotó Morales en el acto de conmemoración del Día del Mar.