Presidente Evo Morales, participó en aniversario de las FFAA, sin la medalla presidencial

En tiempo récord los autores del robo de la medalla y la banda presidencial dejaron la joya en una mochila en el atrio de una iglesia de La Paz.

Al parecer, las noticias generadas por este robo ocurrido a las 19h50 de ayer martes, la movilización de equipos de inteligencia asustaron a los delincuentes que sustrajeron la joya en la zona 12 de Octubre de la ciudad de El Alto.

Hoy (08.08.2018) el coronel Johnny Aguilera, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz, manifestó a los periodistas que la medalla presidencial y la banda con los colores de la bandera boliviana fue encontrada en inmediaciones de la iglesia de la zona de San Pedro.

«Se recibe una llamada telefónica anónima que hace referencia que se encontraba abandonado en el atrio de la Iglesia de San Pedro, en unas bolsas negras, en cuyo interior estaba este valioso material», manifestó el coronel Aguilera a los periodistas que priorizaron la cobertura por la importancia de los símbolos y el escándalo público

Tras realizarse la denuncia en la unidad de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de El Alto, los policías iniciaron la recolección de las pesquisas, recurriendo a los videos de las cámaras de vigilancia, recabando los testimonios de posibles testigos.

Las investigaciones estaban bastante avanzadas, no se podía descartar que que en cualquier momento se produzca las detenciones de los autores.

El director de la FELCC informó que dos hombre ya fueron identificados como autores del robo de las valiosas joyas nacionales. Según Aguilera los sospechosos serían de nacionalidad peruana, a quienes grupos de Inteligencia les sigue la pista para aprehenderlos en las próximas horas.

«El hecho de haber abandonado la joya no significa que haya quedado impune el hecho», afirmó Aguilera.

Dijo que se montó vigilancia en los inmuebles de los familiares de ambas personas, que formarían parte de una organización criminal.

Por otro lado, confirmó que la aprehensión de teniente de Ejército, Roberto J. O. B. quien fue el responsable de trasladar la medalla y la banda presidencial desde la ciudad de La Paz hasta Cochabamba, en la noche de ayer martes.

El Ministerio Público imputó al militar por el delito de incumplimiento de deberes.

Video de la cámara de seguridad, del momento del robo

Según un reporte del diario El Deber, el Teniente de Ejército, llegó el martes a las 18h40 hasta el Aeropuerto Internacional de El Alto, constatando que había perdido el vuelo del avión que lo iba transportar hasta la ciudad de Cochabamba, donde hoy se iba desarrollar la parada militar por el aniversario de las Fuerzas Armadas y donde se programó la participación del Presidente y comandante general, Evo Morales Ayma.

Como el próximo vuelo de la aerolínea estaba programado para las 21h00 el militar se fue «hacer hora» a los lenocinios de la zona 12 de Octubre de la Ceja de El Alto, según la declaración efectuada en la FELCC.

«Retorné a mi vehículo, me quedé allí un rato, hasta cerca de las 19.50, hora en la que me dirigí a la Av. Carrasco, donde estacioné en la intersección de la calle 8, de la zona 12», declaró el militar, según el documento al que accedió El Deber.

«Me bajé del vehículo no sin antes tapar mi mochila color negra con una colcha, para luego dirigirme a los locales de la avenida 12 de octubre. Ingresé a varios de esos locales (prostíbulos), diferentes locales, para luego retornar a donde había dejado mi motorizado. Cuando llegué mi mochila había sido sustraída, conteniendo en su interior los símbolos patrios», explicó el teniente en su declaración legal. 

Declaración del militar encargado de la custodia de la medalla presidencial

MEDALLA PRESIDENCIAL

Mandada a hacer por la Asamblea de 1826 exclusivamente para el Libertador Simón Bolivar, es la joya estatal más antigua y de un valor incalculable por el significado que tiene para el Estado boliviano. Es la medalla presidencial que lucirá desde hoy el presidente Evo Morales Aima.
Bolívar la legó al país en su testamento. “Es mi voluntad que la medalla que me presentó el Congreso de Bolivia a nombre de aquel pueblo se le devuelva como se lo ofrecí, en prueba del verdadero afecto, que aún en mis últimos momentos conservo a aquella República”, indica el texto de ese documento histórico.

Según los escritos, el albacea que la tenía en Jamaica la devolvió y luego el Congreso Nacional decidió otorgársela al presidente Andrés de Santa Cruz en carácter vitalicio, como reconocimiento a sus méritos.

Son 65 los presidentes que antes portaron la joya, aunque algunos no pudieron lucirla por distintas razones y en otros casos hubo ananécdotas memorables como la del fallecido ex presidente Hernán Siles Zuazo, a quien le colocaron la medalla al revés.

Los documentos históricos indican que fue el penúltimo presidente de facto, Celso Torrelio Villa, quien tildó a la medalla como q’encha (de mala suerte) y evitó usarla.

Los presidentes Carlos Mesa Gisbert y Eduardo Rodríguez Veltzé no pudieron lucirla el día de su posesión. En el primer caso, su juramento, casi de emergencia, fue el 17 de octubre de 2003. Fue a las 21.00.

La joya está guardada en las bóvedas del Banco Central de Bolivia bajo una combinación electrónica que se activa a las 18.00.
Rodríguez Veltzé tambien juró de emergencia, el 9 de junio de 2005 en la ciudad de Sucre. La medalla presidencial le fue impuesta tres días después en La Paz.

La última tasación de la medalla se hizo el 23 de enero de 2002 por encargo del presidente Jorge Quiroga Ramírez y el documento se guarda en el Palacio Quemado. En ese entonces se denunció que varias de las piedras habían sido cambiadas o se habían perdido con el paso de los años. Los joyeros Jorge Guzmán y José Galindo hicieron el trabajo de restauración de la presea presidencial que luego fue tasada en 284.815,20 dólares, aunque ambos especialistas coinciden en que el valor real es incalculable.

Entonces se encomendó ampliar la cadena, era más corta, pues estaba diseñada para el cuello. Para que cuelgue del pecho, como lo hace ahora, se le añadió una cadena. En 2002 se encargó la prolongación en 34 centímetros, trabajada en oro de 22 quilates. La cadena tiene hoy un peso adicional de 66 gramos.

Deja un comentario