Tras 14 años de humillación, sañuda persecución, cruel «perioricidio» e insultos sospecho que algunos se tragaran su «prensa: dignos-sin-mordaza» para correr a escuchar las «evadas» de Evo Morales Ayma y convertirse en alto-parlantes del tirano.

Es que el pasado 21 de diciembre, Evo Morales dijo tener «disposición» de atender a la prensa boliviana, tras 14 años de haberse negado a una «verdadera entrevista», porque todas sus entrevistas fueron herméticamente cerrada por su cerco de confianza que condicionaba el contacto periodístico a una lista de preguntas, incluso redactadas por sus funcionarios.

«(…) Queremos dialogar con ustedes hermanos de la prensa boliviana. Hemos decidido y tenemos toda la disposición para recibir a todos los medios de comunicación de #Bolivia que quieran conversar. Son momentos de reflexión y debate», escribieron en la cuenta de Twitter del depuesto mandatario.

Para no ser «cuerudos» y para no olvidar: #CartelDeLaMentira #PrensaVendida #PrensaDeLaDerecha #PrensaMentirosa son algunas de las expresiones de Evo en 14 años de gobierno autoritario y totalitario.

«Autoritarismo, en las relaciones sociales, es una modalidad del ejercicio de la autoridad que impone la voluntad de quien ejerce el poder en ausencia de un consenso construido de forma participativa, originando un orden social opresivo y carente de libertad y autonomía», define Wikipedia a los autoritarios. 

«Totalitarismo es el término por el que se conoce a las ideologías, los movimientos y los regímenes políticos donde la libertad está seriamente restringida y el Estado ejerce todo el poder sin divisiones ni restricciones», dice la misma fuente.

Respecto al tema de hoy, a mí no me queda duda que en estos 14 años han habido empresarios, dueños de los medios de comunicación, que se han convertido en prósperos millonarios hasta el 2019. Seguro que ellos enviará e incluso acudirán babosos a la convocatoria «del hermano Evo», que acostumbra cantar el himno con el puño cerrado en alto, como sí estaría listo para dar el golpe de Estado.

Alguna vez comparé la actitud plural del trabajo de los periodistas con el «juramento hipocrático» de los médicos, pero hasta esa comparación tiene un límite, y el límite para un periodista digno ese esa su actitud: su dignidad.

En cuanto a la entrevista al «hermano Evo», esa va tener que esperar un poco, eso no va ocurrir ahora que él esta desesperado por tener palestra. La entrevista se la realizaremos más adelante, sin preguntas «consensuadas», sin cámaras amedrentándote, tal como ocurrían en su famosa «casa del pueblo».

Evo Morales Ayma tiene mucho por responder de los 14 años de gobierno: corrupción; de su círculo, qué digo circulo, mejor dicho su «cerco» de confianza que lo llevó a ser un autoritario y violador de la Constitución Política del Estado (CPE). Para quienes olvidaron les recuerdo el Artículo 168, por citar un ejemplo.

Él debe hablar sobre la estrategia de persecución política, la estrategia de cooptación de los dirigentes sindicales, el control de los otros Poderes del Estado, el «silenciamiento» de los medios y periodistas en su gobierno, la larga lista de fallecidos, asesinados y me queda duda de sí hubo o no desaparecidos.

Evo debe hablar de sus asesores cubanos, venezolanos y otros extranjeros de los grupos irregulares expulsados de sus países, implicados en terrorismo. Morales debe hablar de toda la injerencia extranjera en asuntos internos bolivianos.

El tema del narcotráfico, los vínculos con el caso Odebrech, los financiamientos a sus campañas electorales. Evo debería hablara de los fraudes electorales ejecutados en sus 14 años de gobierno.

El «hermano Evo», mejor que nadie sabe cuál fue el papel de los clanes familiares que controlaron su gobierno. Cuál fue el papel de Álvaro García Linera en su régimen autoritario. Cuál fue la labor de Juan Ramón Quintana en su régimen castro-chavista.

En verdad que me gustaría conocer quienes fueron las piezas de su tablero político que lo adulaban tanto para que llegará a desconectarse tanto del pueblo y de quienes fueron sus aliados naturales, los mismo que se alejaron tras constatar sus ribetes dictatoriales.

Debería hablar de los autores intelectuales y materiales de la matanza del hotel Las Américas, el caso Chaparina, la matanza en La Calancha; los detalles del complot en el caso de El Porvenir, etc, etc.

Como periodista que vio sus 14 años de gobierno autoritario a mi no me queda duda de que Evo Morales Ayma no va hablar de estos «asuntos pendientes».

Como periodistas tenemos la misión de buscar la verdad para dárselo a conocer a la población, con la esperanza de que el pueblo tome las decisiones más adecuadas para tener un país desarrollado para las futuras generaciones.

Sin embargo los periodistas no tenemos la obligación de actuar «orgánicamente», «alineados» a la ideología radical de Evo Morales u otro caudillo que dividió a los bolivianos en derechistas e izquierdistas en 14 largos años de esclavitud moderna.

En los últimos 14 años Evo Morales dio entrevistas a quiene le dio la gana, a los demás los mandó por la alcantarilla. En los último 14 años Evo Morales dividió a los bolivianos, pero también a los periodistas que cayeron en su juego.

En los últimos 14 años Evo Morales, Evo Morales Ayma, no se guardó, no se reservó insultos, humillaciones y adjetivos a los periodistas, Los periodistas fuimos tachados como «mentirosos», «chismosos», «cartel de la mentira», «prensa vendida», «prensa derechista», etc, etc, hasta «periodistas conservadores» no había dicho.

A estas alturas de nuestra historia, lo lamentable no es las estupideces dichas por Evo Morales, sino, que algunos periodistas hayan hecho propias estos calificativos, lo lamentable es que algunos periodistas se hayan convertido en aquello que tanto le criticaron «al hermano Evo».

Entonces, ahora solo queda decir, por sus fechorías Evo Morales Ayma muy pronto será un simple mal recuerdo, el tiempo se encargará de ese detalle. Pero también, así como Evo, sus cachorros «indignos con mordaza» serán parte de ese mismo mal recuerdo, eso se los puedo garantizar.

Señor Evo Morales, los periodistas entrevistamos de acuerdo a nuestra agenda de temas, no cuando usted chasque los dedos, porque los periodistas dignos no somos perros en busca de primicia o ráting banal que dura, lo dura en el aire el aroma de un perfume barato!!.

Dichos de Evo

Saludo a los periodistas que luchan por la liberación de nuestros pueblos frente a otros que trabajan para someter la patria al imperio”, reza aún uno de los tuit del entonces presidente Evo Morales, en el día del periodista.

«Quiero decirles amigos periodistas que no traten de inventar cualquier chismosería, seamos responsables con la opinión pública», manifestó Evo Morales, en una concentración pública en Cochabamba, declaración que fue como una incitación a la agresión a los periodistas, por parte de sus militantes.

Sí en verdad nos importa nuestro pueblo y nuestro país, #BoliviaDiga necesita #PeriodistasDignos no serviles y funcionales a los autoritarios y mentirosos!!

Deja un comentario