En Twitter me encuentra por @Javier_Alanoca

El presidente Evo Morales pone en duda la parcialidad y la credibilidad de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y anunció hoy (02.10.2018), que entregará personalmente «una carta demostrando las contradicciones» del fallo emitido ayer por el alto Tribunal en su sede en Holanda sobre la demanda marítima boliviana.

«¿La Corte Internacional de Justicia es para los pueblos o para otros sectores?. Sin embargo he decidido, personalmente voy a enviar una carta demostrando las contradicciones, las partes considerativa y su decisión de no acompañar hacer justicia a Bolivia. ¿Cómo la Corte puede parcializarse con algún grupo?. Ustedes saben de donde viene esta injusticia: de una invasión a territorio boliviano», asevero Morales en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

En la víspera, la CIJ resolvió, por voto de 12 a 3, de sus 15 miembros, que Chile no tiene obligación de negociar una salida soberana al Mar para Bolivia, después de un juicio de cinco años.

El Mandatario encontró como una de las contradicciones el hecho de que el alto Tribunal de la Organización de Naciones Unidas en las consideraciones históricas reconoce que Bolivia nació con mar, sin embargo falla asegurando que Chile no tiene una obligación de negociar, además de realizar una tenue invocación a seguir dialogando, en el párrafo 176 del fallo.

Evo Morales manifestó que respetan el fallo de la Corte de La Haya, sin embargo no la comparte, porque cree que Bolivia reclama por su enclaustramiento por justicia.


«Respetamos (el fallo), pero no compartimos, la demanda se reafirma con más convicción porque estamos con la verdad, la justicia y tenemos la razón», indicó.

Reiteró que Bolivia acatará el fallo y expresó su esperanza de que Chile lo haga también y se inicie un diálogo tal como invocó la Corte de La Haya, el cual debe darse sin ningún tipo de condiciones.

«Esperamos que esta invocación de la Corte Internacional de Justicia sea respetada por Chile para retomar el diálogo», dijo.

Casi de inmediato, las aseveraciones del mandatario boliviano generaron uan reacción del otro lado de la frontera.

Roberto Ampuero pese a asegurar que «el canciller de Chile no se dedica a comentar las declaraciones de Evo Morales», pues le realizó tres pedidos desde su país.

«Señor presidente Evo Morales, primero acate el fallo de la Corte Internacional de Justicia. Segunda petición señor Presidente Evo Morales: acate el fallo de la máxima instancia de justicia internacional. Y el tercer mensaje, es lo mismo: acate el fallo».

Según el mandatario no se puede entender que la Corte no escuche a todo un continente que se pronunció a favor de la demanda boliviana de un acceso soberano al mar, pues fueron cinco años de campaña internacional que captó el respaldo de intelectuales, organizaciones sociales, artistas, exmandatarios, e incluso el papa Francisco y sus antecesores.

Ante esa «mala» experiencia, anunció que se potenciará el proyecto del corredor bioceánico, para salir al océano Atlántico por el Puerto Santos y al Pacífico por Ilo; como también se acelerarán las labores para consolidar el funcionamiento de Puerto Busch. 

Además, el jefe de Estado informó que se instruyó a la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) hacer «una profunda investigación de los daños económicos después de la invasión» chilena.

Deja un comentario