En la ciudad de Santa Cruz se filmó en la calle a un jefe policial, en aparente escena de agresión física a quien sería su expareja.

El video fue compartido en las redes sociales, viralizándose de forma acelerada y lógicamente generando comentarios e indignación, por la acción del uniformado, pero sobre todo por la acción posterior de la mujer.

El director de la Patrulla de Ayuda Ciudadana (PAC) de Santa Cruz, Raúl Pantoja, fue filmado en presunto en estado de ebriedad y en supuesta agresión a su expareja en plena vía pública.

Este caso fue confirmado por el comandante departamental de la Policía, coronel Alfonso Siles, por lo que advirtió con aplicar sanciones contra Pantoja por esa aparente conducta violenta contra su expareja.

Lo que más llamó de este caso fue las declaraciones posteriores de la mujer, supuesta víctima de violencia en vía pública, quien defendió al policía con grado de Mayor y próximo a acceder de grado.

La mujer justificó la conducta de su expareja, con el argumento de que las escenas viralizadas en las redes sociales se originaron tras sostener una discusión y tropezar ambos cayeron al piso y es en esas circunstancias que un transeúnte grabo en su celular el hecho.

Con la ADVERTENCIA de que el video registra escenas violentas sugerimos ver parte del hecho compartido en las redes sociales.

Tras hacerse público este video, la mujer argumentó que estaba en estado de ebriedad y que eso influyó para iniciar una discusión con el policía Pantoja.

“Yo gritaba y él me dijo no grites por eso (incluso me) tapó la boca para que no grite”, explicó la mujer a los periodistas, con matices alimentadas por sonrisas.

La defensa asumida por la mujer del supuesto agresor desató una ola de criticas en las redes sociales, más que en los medios tradicionales.

La primera semana del mes de Julio la Fiscalía del General del Estado informó que, desde Enero a Junio se han registrado 61 casos de asesinatos de mujeres, feminicidios perpetrados con mayor incidencia en los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

Deja un comentario