El vicepresidente Álvaro García Linera volvió a referirse hoy (30.10.2018) a las competencias del Cuarto Poder del Estado como es el Tribunal Supremo Electoral (TSE). La autoridad de Gobierno opina que este órgano del Estado no debe interpretar, sino simplemente ejecutar lo que establece el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que, a decir de García Linera «levantó» las restricciones a la repostulación de autoridades electas.

«Usted no puede dudar, usted no interpreta, usted simplemente ejecuta lo que dice un órgano superior en el ámbito constitucional que se llama Tribunal Constitucional», dijo en tono imperante, ante los periodistas.

El 21 de febrero del 2016, la población boliviana acudió a las urnas, a convocatoria del actual presidente Evo Morales, para sabe sí él podía repostularse a un tercer mandato a través de la modificación del Artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE).

Evo Morales aseveró en esa ocasión «quiero ver sí el pueblo me quiere o no». Los bolivianos acudieron a los centros electorales el domingo 21 de febrero del 2016, con mas del 51% rechazaron en referendo vinculante la repostulación de Morales Ayma mediante la modificación de la Constitución Política deL Estado.

Tras conocerse la voz del pueblo expresada en las urnas, el Movimiento al socialismo (MAS), partido de Evo Morales, intenta hacer una gambeta al Artículo 168 de la Constitución Política del Estado, recurriendo al Tribunal constitucional (preseleccionado por el MAS en la Asamblea Legislativa), para que «trastoque» la Constitución  -tal cual una Asamblea Constituyente- y para que interprete el Pacto de San José, competencia exclusiva de la Corte Interamericana de Justicia.

En una acción sui generis, en octubre de 2017, el TCP supuestamente «levantó» las restricciones a la repostulación de Evo Morales, al señalar equivocadamente que el Presidente boliviano -que ya va en su tercer mandato consecutivo-, tiene el «derecho humano» de re postularse a la Presidencia cuántas veces lo deseé.

Sin embargo el Pacto de San José de Costa Rica considera que cualquier ciudadano tiene el derecho a postularse a la Presidencia o cualquier cargo de su país y no así un Presidente de Estado, que no es cualquier ciudadano, sino que ejerce el máximo cargo de un país y por ende tiene todo el poder de un gobierno, por lo que goza de todas las ventajas para hacer incluso mal uso de ese poder para mantenerse en el cargo.

Sin embargo García Linera, cree que ese fallo no tiene nada que ver con los resultados del referendo (vinculante para las elecciones del 2019), del 21 de febrero de 2016, cuando la opción No (51%) ganó a la opción Sí (49%), para la modificación de la Constitución Política del Estado.

«Son dos cosas distintas, el referendo fue para modificar un artículo de la Constitución y la gente mayoritariamente con el 1%, por encima del 50%, dijo No, que no se modifique ese artículo de la Constitución y no se ha modificado y la sentencia constitucional no va con ese artículo, la sentencia constitucional tiene que ver con otro artículo al principio de la constitución», indicó.

Recordemos lo que aseguraba el Vicepresidente Álvaro García Linera en el siguiente video editado y que circula en las redes sociales:

Esto aseguraba García Linera antes del Referendo vinculante de 21 de febrero de 2016

Sin embargo, hoy a dos años y casi ocho meses, el Vicepresidente -que está en el Gobierno el mismo tiempo que Evo Morales- reiteró que el TCP «emitió su sentencia en torno a esos derechos fundamentalísimos, que habilitan que cualquier persona pueda someterse a la votación para ver si es electo por la voluntad del pueblo».

Deja un comentario