Gobernador de Cochabamba, Iván Canelas (MAS)

Las manifestaciones en escenarios de los Juegos Suramericanos en Cochabamba, por parte de activista que piden el respeto al referendo del 21 de febrero del 2016, donde Bolivia rechazó la repostulación indefinida de Evo Morales, tuvo hoy una reacción en el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas.

La Primera autoridad de Cochabamba pidió a la población evitar que cruceños y «extraños» griten ´Bolivia dijo No´ en los escenarios deportivos y durante las competiciones de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018.

«No vamos a esperar que un cruceño venga aquí a gritarnos ´Bolivia dijo No´. Extraños que vienen a tratar de dañar y afectar a los Juegos Sudamericanos», aseveró la autoridad departamental durante la entrega de una unidad educativa en Punata, que también contó con la presencia del presidente del Estado, Evo Morales.

El pasado sábado, en la inauguración de los XI Juegos Suramericanos, una activista cruceña que respaldan al 21F, se manifestó con la consigna de “Bolivia dijo No”, en las graderías del estadio de Cochabamba.

La activista María Anelín Suárez fue obligada por un grupo de policías a cubrirse su polera que tenía inscrita sus consigna antes mencionadas.

Posterior a la manifestación, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que existen normas internacionales que prohíben que se haga política en recintos deportivos.

Por su parte, el diputado de Unidad Democrata ( UD) por Santa Cruz, Tomas Monasterios, calificó las declaraciones del gobernador cochabambino como «racistas» y de un «regionalismo Mazón».

Dijo que se hará una denuncia ante el Comité Nacional Contra el Racismo  y Discriminación.

Deja un comentario