El depuesto expresidente Evo Morales Ayma, con refugio en la república de Argentina, inauguró por teléfono un mercado construido en el municipio de Entre Ríos, del departamento de Tarija. 

«Saludar desde Buenos Aires este acto de inauguración de nuestro mercado (…). La mejor forma de defender los programas es con unidad, pero también ganando las elecciones nacionales», dijo Morales.

Morales aprovechó el contacto telefónico promovido por el Alcalde de ese municipio, para realizar campaña proselitista a favor de su partido el MAS, en las próximas elecciones.

Por su lado, el actual ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, advirtió que Evo Morales, usurpa funciones y busca dividir al pueblo boliviano al mostrarse como si fuese todavía el presidente del Estado.

«Está usurpando funciones, está violando la Constitución Política del Estado. Él no puede hacer como si estuviera de presidente de los bolivianos», aseveró Núñez.

Añadió que el Gobierno constitucional de la presidenta Jeanine Áñez evaluará las acciones penales a seguir en contra de las violaciones a las leyes y normas internacionales en las que incurre Evo Morales desde su refugio político, además de la orden de aprehensión por sedición y terrorismo que pesa en su contra.

Para Núñez, hablar del expresidente es «hablar de división y de enfrentamiento» cuando bolivianos se aprestan a volver a las urnas en 2020 tras las fallidas elecciones generales de octubre por un fraude electoral.

«El expresidente Evo Morales quiere causar división entre los bolivianos, quiere convocar al enfrentamiento, él abandono el país (…), por lo tanto, él ya no es presidente», dijo.

Evo Morales Ayma fue depuesto por una gran movilización civil en toda Bolivia el pasado 10 de noviembre, después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) publicó el informe de auditoria realizada a las elecciones generales, solicitada por Morales.

Este informe de auditoria confirmo que en las elecciones presidenciales del 20 de octubre se realizó un fraude electoral para beneficiar a Evo Morales Ayma.

Tras conocérce ese informe, a Evo Morales no le quedó otra que renunciar al cargo, junto a sus vicepresidente, Álvaro García Linera, su presidenta del Senado, Adriana Salvatierra y su presiente de la Cámara de Diputados, Victor Borda, todos ellos militantes de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).

Tras el vacío de poder generado por la renuncia de Evo Morales y su vicepresidente y posterior fuga a México, por sucesión constitucional, asumió la presidencia de Bolivia la senadora Jeanine Áñez.

GPA/ja

1 Comentario

Deja un comentario