El expresidente Jaime Paz Zamora (1989-1993) anunció hoy (13.06.2019) su renuncia a la candidatura presidencial por el Partido Demócrata Cristiano (PDC) porque -a su juicio- «se encontró con un muro», cuando intentó formar una lista de postulantes para la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

“El día de hoy he presentado en la Corte Electoral, con copia al presidente del Partido Demócrata Cristiano mi renuncia a la candidatura Presidencial a las próximas elecciones por el Partido Demócrata Cristiano” aseveró Jaime Paz Zamora en conferencia de prensa. 

Paz Zamora explicó que intentó impulsar un recambio generacional de candidatos para las elecciones generales del 20 de octubre; sin embargo, dijo que «se encontró con un muro» que pretendía aplicar una política conservadora, como en el siglo XX. 

“Quería hacer una revolución parlamentaria, era lo que quería hacer, una revolución parlamentaria con nueva gente que abriera una nuevísima etapa en el país desde el parlamento, no lo pude lograr. Pero me encontré con una realidad, un muro de hierro basado en una visión de la política del siglo pasado; es decir, con unos estatutos partidarios.

A cualquier planteamiento mío salían los estatuto”, explicó Paz Zamora. Puntualizó que tomó esa decisión por las dificultades internas en el partido para organizar las listas para candidatos a senadores y diputados de los diferentes departamentos y distritos del país. Informó que envió una carta al Tribunal Supremo Electoral (TSE) en la que hace conocer su decisión, determinación que ya hab ría sido aceptada. 

Tras la renuncia presentada en el Órgano Electoral, Paz Zamora se puso a disposición de los otros candidatos que aún están en carrera, así como las plataformas ciudadanas. 

“No me doy de darle la cara a la democracia, más ahora, y por lo tanto estaré a disposición par lo que pueda ser utilidad para las propias candidaturas que están en marcha. Para todas las plataformas ciudadanas, para todos los que están con el 21F”, anticipó el candidato Presidencial del PDC. 

Paz Zamora, que fue presidente de Bolivia entre 1989 y 1993, en alianza con el dictador Hugo Banzer Suárez, que le posibilitó asumir el cargo a pesar de haber ocupado el tercer lugar en las elecciones generales, dijo que no pudo impulsar un «recambio generacional» que sea diferente a las prácticas del pasado.

GPA/ja