En Twitter me encuentran como @Javier_Alanoca

Claudia S.E. madre del niño Fernando apodado por sus amigos como el ‘Chumita’, que falleció por cáncer en el municipio de Montero, Santa Cruz el 17 de octubre de 2018, fue beneficiada con el «perdón humanitario» por la justicia argentina.

El Juez federal Ernesto Hansen, accedió a la solicitud del perdón judicial de la madre de ‘Chumita», el niño de 13 años que no pudo en su batalla contra el cáncer.

Con esta determinación, Claudia S.E. ya no retornará a la cárcel  federal de Salta, en dónde fue recluida por transportar droga en el mes de octubre del 2017.

«Estoy muy agradecidísima, me voy a quedar con mis hijitas, me queda salir adelante, trabajar para mantenerlas a ellas y no volver a separarme», dijo Claudia al sitio Infobae.

El defensor oficial de Claudia S.E., Andrés Reynoso, planteó ante la justicia argentina el perdón humanitario y sobreseimiento, la excarcelación. El titular de la Fiscalía Federal de Primera Instancia Nº 2 de Jujuy, Federico Zurueta, requirió más información para apoyar la solicitud.

El Fiscal Federa recibió un informe socioambiental de la Casa de la Mujer de Santa Cruz y pudo corroborar que ella había cumplido con el requisito que le impuso Hansen cuando le concedió la salida que era verificar su presencia cada 72 horas.

A partir de eso, Zurueta dictaminó a favor del pedido de excarcelación y este martes el juez federal de Jujuy, Ernesto Hansen, resolvió a favor de la mujer.

«La verdad que con lo que me pasó con mi hijito no sé si lo voy a superar y voy a hacer todo por mis hijas que me quedan, y salir adelante. Y mi hijito que nos cuida a las cuatro desde arriba. Sé que nos va a iluminar siempre a mí y a sus hermanas», dijo Claudia a dicho portal.

La historia de este caso fue descubierta en la Argentina, cuando medios de ese país hicieron público que una mujer boliviana, Claudia S.E. se encontraba detenida en una cárcel de Salta, por haber intentado ganar 500 dólares para la quimioterapia de se hijo, a través del ilícito del transporte de droga.

El «choquito», una amante del fútbol en su natal Santa Cruz falleció el 17 de octubre en su casa del municipio de Montero, a donde pidió ser trasladado desde el Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, donde permaneció internado en los últimos meses.

El pasado viernes 12 de octubre, la madre, Claudia S.E., llegó a Santa Cruz, tras conseguir un permiso humanitario del juez federal de Salta, Ernesto Hansen, para está junto a su hijo en últimos días de vida.

«Me dijo que ‘no llore mamá, no quiero que llore’, ya hijito le digo, ‘ya me voy a curar, estese tranquila, voy a hacer y tomar y voy a comer, mamá, porque no quiero que usted esté triste'», relató en esa ocasión Claudia tras reencontrarse con su hijo Fernando.

La muerte del niño ha dejado consternado a toda la población boliviana que conoció la historia de la madre, que no escatimo recursos para intentar salvar a su hijo, el niño que amaba jugar al fútbol y desgraciadamente padecía un cáncer maligno.

En este caso, también los escasos recursos económicos de la familia de Fernando determinaron su muerte.

La tragedia de Claudia empezó aquel 26 de septiembre del 2017, cuando el médico le detecto el cáncer. Debía iniciar un largo tratamiento para intentar salvar la vida de su hijo y los recursos económicos no eran suficiente, su familia es de condición humilde.

El dinero que Claudia ganaba trabajando como empleada de limpieza en casas particulares no era suficiente para el tratamiento de su hijo y la mantención de sus otros tres.

Fue entonces, que recurrió hasta la rotonda Este de Montero donde esperaba contactarse con un persona con la que cerraría un trato por 500 dólares por trasladar cocaína hasta Buenos Aires, Argentina, dinero con el que pretendía solventar los costos de la quimioterapia de su hijo.

Claudia realizó el viaje embarazada de su bebe, en la segunda mitad del mes de octubre del 2017. Llevaba dos maletas, en el doble fondo de una de ellas estaba escondida más de un kilo de cocaína, el destino era el barrio Liniers, Buenos Aires, donde recibiría la paga por el paquete de droga. Sin embargo la Gendarmería Nacional argentina la detendría el 27 de octubre del 2017 en posesión de la droga cerca de la ciudad jujeña de Ledesma.

Ahora, tras cumplirse el permiso humanitario de 30 días, Claudia deberá retornar a la cárcel en Salta, Argentina, tal cual fue la disposición del juez federal.

Algunas autoridades bolivianas anunciaron que gestionarías la libertad de Claudia tras conocerse las motivaciones que le obligaron a incurrir en el delito.

GPA

Deja un comentario