La muerte de una enfermera embarazada en Santa Cruz a causa del coronavirus consterna a Bolivia

0
352

La muerte de una mujer embarazada de 36 años de edad en la ciudad de Santa Cruz a causa del coronavirus ha consternado hoy (08.04.2020) a todos los bolivianos.

El secretario municipal de Salud del municipio de Montero, José Luis Nogales, confirmó el fallecimiento de la mujer que estaba internada en una clínica privada de Santa Cruz, convirtiéndose en la primera víctima fatal del coronavirus en ese ciudad intermedia.

La mujer de iniciales F. D. tenía 25 semanas de gestación, fue internada en la ciudad cruceña el pasado 30 de marzo y esta madrugada falleció, causando gran dolor en los familiares y mucha consternación en la ciudadanía y las autoridades de todo el país.

Nogales sostuvo que la paciente estaba clínicamente bien, pero en la madrugada comenzó a complicarse su situación sin alguna explicación lógica. Se intentó realizar los procedimientos de entubado, sin embargo no resistió al procedimiento y finalmente falleció.

Precisó que la paciente se contagió de coronavirus mediante contacto. El 3 de abril se le tomó la muestra, la misma que resultó positiva. Por protocolo médico, el cuerpo de la fallecida deberá ser cremado.

Según el diario El Deber, un médico auditor inició la investigación para determinar las causas del fallecimiento porque ella se encontraba estable hasta ayer y repentinamente en la noche su cuadro se complicó.

«Hasta anoche se encontraba bien. Estaba internada en una clínica privada en Santa Cruz, pero su situación se complicó bruscamente. Se procedió a la reanimación, pero no se pudo hacer nada. Un auditor médico está viendo el caso para saber exactamente qué fue lo que sucedió», señaló uno de los médicos que seguía el caso y que pidió que no se revelara su identidad, según consigna dicho diario.

Por otro lado, desde el Sedes se aclara que la enfermera no prestaba servicios en el sistema público. Dicha afirmación fue corroborada por una de sus colegas, quien señaló que la ahora fallecida había renunciado a su trabajo en una clínica privada al inicio de la pandemia.

Otra fuente de salud indicó que la enfermera fue contagiada por una trabajadora de limpieza que brindaba servicios a uno de los primeros casos positivos de Montero.