- Advertisement -spot_img
InicioNoticiaMemoria Iglesia: Salvatierra y Rivero se negaron asumir la Presidencia el 2019...

Memoria Iglesia: Salvatierra y Rivero se negaron asumir la Presidencia el 2019 alegando que sus vidas corrían peligro

- Advertisement -spot_img

Ante la tergiversación de los hechos por parte del Gobierno de turno y la Fiscalía, hoy (15.06.2021), la Iglesia Católica publicó la “Memoria de los hechos del proceso de Pacificación en Bolivia Octubre 2019 – Enero 2020”, documento que fue remitido al papa Francisco en el Vaticano.

Esta «memoria» revela que en los diálogos de pacificación de noviembre de 2019, la senadora Adriana Salvatierra y la diputada Susana Rivero, ambas del Movimiento al Socialismo (MAS), se había negado a asumir la Presidencia del Estado ante el vacío de poder que se había generado por la renuncia de Evo Morales y Álvaro García Linera.

Los Obispos de Bolivia emitieron el documento preocupados por la tergiversación de la realidad que el MAS difunde sobre los hechos y con el objetivo de que se conozca la verdad. La revelación se da en un momento en que la Fiscalía investiga los sucesos de 2019 en el caso denominado “golpe de Estado”.

Según la Memoria de la Iglesia, en la reunión de pacificación del martes 12 de noviembre de 2019, participaron Adriana Salvatierra, Susana Rivero y Teresa Morales en representación del MAS. También han estado el senador Óscar Ortiz, de Demócratas, los representantes de la Iglesia Católica, Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), de Comunidad Ciudadana (CC) y autoridades del cuerpo diplomático acreditado en el país.

La Conferencia Episcopal puntualizó que esas negociaciones eran de conocimiento de Evo Morales, que ya se encontraba en México, porque la senadora Adriana Salvatierra sostenía constantes comunicación telefónica.

La Iglesia indica que en esa reunión, el MAS sugirió que ante el vacío de poder que había dejado Morales al huir a Mexico, que el nuevo Presidente del Bolivia debía ser elegido de entre los asambleístas de su partido o que el senador opositor Víctor Hugo Zamora asuma el poder, propuestas que fueron rechazadas por no ser constitucionales.

Según el documento de la Iglesia, también se planteó como opción “que asumiera la Presidencia la senadora Adriana Salvatierra o la diputada Susana Rivero. Pero ellas se negaron alegando que sus vidas corrían peligro”. La segunda opción, basado en la Declaración Constitucional 032/2021 y para evitar un vacío de poder, se planteó sugerida a la Asamblea Legislativa que dispusiese la sucesión constitucional de Jeanine Áñez para asumir la Presidencia.

Ante esa última propuesta Salvatierra había pedido una reunión “a puerta cerrada”, con el senador Óscar Ortiz de Demócratas, encuentro del que participó el monseñor Eugenio Scarpellini, como garante del diálogo, y la diputada Rivero (MAS); “cuyo contenido no se dio a conocer” hasta este momento.

“Tras dicha reunión, se inició la reunión general y los representantes del MAS aseguraron la participación de la bancada del MAS en la sesión de la Asamblea Plurinacional, esa tarde en la cual reconocerían a Jeanine Áñez, presidenta de la Cámara de Senadores y en consecuencia Presidente del Estado Plurinacional», señala la Memoria.

«También se acordó acompañar el proceso de elección de nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral y Tribunales Departamentales, así como la convocatoria a nuevas elecciones. Incluso que una de las cámaras la Presidiría el MAS y otra la oposición”, dice parte del informe.

Asimismo, la Iglesia aseguró que el MAS incumplió su compromiso de acudir a la sesión en la que debía avalarse la sucesión de Áñez, pese a que al concluir la reunión del 12 de noviembre, “la senadora Adriana Salvatierra se acercó a los facilitadores y los invitó a la sesión de la tarde, en la Asamblea Legislativa Plurinacional”.

“Se habló por teléfono varias veces con la senadora Salvatierra garantizándole total seguridad para su presencia, siendo que ella alegaba correr peligro, pero no aceptó. Se le envió un coche del cuerpo diplomático para recogerla, pero no accedió a hacerse presente en el hemiciclo”, señala el documento.

También menciona que esa tarde, “los facilitadores sostuvieron una reunión sorpresiva con la senadora Jeanine Añez, a invitación de ella, en la que se habló sobre la salida constitucional que se había dialogado, en procura de que se posibilite la pacificación del país y la convocatoria a nuevas elecciones. Ella manifestó que estaban viendo soluciones a la situación, con paciencia, pero si los diputados y senadores no se presentaban, estaban esperando una confirmación del Tribunal Constitucional”.

Más tarde, ese mismo día, la Memoria señala que se llevó delante el acto en el cual fue investida la senadora Jeanine Añez Chávez, como nueva Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia.

“Se entiende que la reflexión de los asambleístas que asistieron fue que no puede haber un vacío de poder y que la senadora Añez debía sujetarse a la Constitución Política del Estado, en su art. 169, toda vez que era la presidente en ejercicio del Senado en ese momento. En virtud de todo ello y de que la Declaración Constitucional 003/2001 del Tribunal Constitucional, indica que, en caso de vacío de poder, se realiza la sucesión constitucional ipso facto; es decir, sin necesidad de ningún otro formalismo, procedieron a la investidura”, sustenta la Memoria de la Iglesia.

«Por lo manifestado, la Conferencia Episcopal Boliviana, a solicitud de los actores en conflicto, ha cumplido el rol de facilitadora del diálogo, junto con la Unión Europea y la Embajada de España al principio y las Naciones Unidas después, en el conflicto de 2019. En este proceso, los facilitadores, se limitaron a convocar a los actores a dialogar, constituyéndose en interlocutores que viabilizaron el acercamiento de las partes», señala el reporte.

Las revelaciones de la Iglesia cobran relevancia en un momento en que la Fiscalía citó a declarar al expresidente Carlos Mesa por el caso denominado «golpe». En su declaración ante el Ministerio Público, Añez mencionó -basada en un libro- que Mesa había objetado que Salvatierra asuma la presidencia, porque las protestas continuarían. En base a esa versión, el MAS pidió a la Fiscalía que se convoque al exmandatario.

Copyright© 2021 GPA/rc

- Advertisement -spot_img
Javier Alanocahttps://www.javieralanoca.com
Freelance Periodismo Independiente
- Advertisement -spot_img
Sígueme en las Redes Sociales
90FansMe gusta
880SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
Must Read
- Advertisement -spot_img
Related News
- Advertisement -spot_img

Deja un comentario