Hoy (10.12.2018), al conmemorar los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el ex presidente Carlos Mesa y la Presidenta de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos (APDH), Amparo Carvajal, por separado, lamentaron que los Derechos en Bolivia se encuentre en su “peor momento”.

Mesa sustenta su postura con la última violación a la voluntad popular encabezada por el Gobierno de Evo Morales que gestó la anulación del voto de los bolivianos emitidos en el referendo vinculante del 21 de febrero del 2016 (21F).

“Hoy, Los derechos políticos y civiles están en su peor momento. La decisión del pueblo no es respetada, la justicia está envilecida, la libertad de expresión, de asociación y de prensa están limitadas. Recuperar la vigencia de los DDHH es un imperativo”, expresó Carlos D. Mesa Gisbert en su cuenta de Twitter.‏ 

En los argumentos de Mesa también toma en cuenta la limitada libertada de expresión y ni que decir de la libre asociación, criminalizada por el actual Gobierno. Muchos dirigentes sindicales, entre ellos los de Achacachi, han sido perseguidos y otros se encuentran en la cárcel, como el caso del líder de los cocaleros de los Yungas, Franklin Gutiérrez. 

Por su lado Amparo Carvajal enfatizó que en esta jornada no se celebra sino se conmemora la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Carvajal asevero que Bolivia está en viviendo un momento “trágico” por las situaciones generadas por la forzada candidatura del presidente Evo Morales, que aspira a repostularse a un cuarto mandato Presidencial, situación prohibida por un referendo vinculante y la misma Constitución Política del Estado.

“Estamos en un momento difícil, difícil, diría yo, pondría una palabra, ‘trágico’, como defensora de los Derechos Humanos, fundadora aquí en Bolivia de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos en Bolivia. Agradecidos con todos los compañeros que, desde sus casas, desde su trabajo viene a colaborar, es una prueba más de que cuento con muchos amigos”, manifestó Amparo Carvajal a los periodistas.

La activista de Derechos Humanos lamentó que el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, continué en su campaña de ataques contra ella. Canedo aseveró que en los últimos días, el funcionario de Gobierno lo acuso de organizar las marchas de los colectivos ciudadanos que marcharon desde diferentes puntos del departamento para exigir al Tribunal Supremo Electoral el respeto al 21F.

Desde Tarija, la representante de los Derechos Humanos, Teresa Rojas, responsabilizó a Evo Morales por no respetar los derechos más básico de los bolivianos. La activista mencionó que no se respeta el Derecho a la libre expresión, el Derecho a la salud, e incluso el Derecho a la justicia.

“Nosotros muy preocupados por esta situación, hoy queremos pedir a toda la población tarijeña, como defensora de Derechos Humanos, nosotros también estamos siendo acallados por diferentes situación. Entonces pedimos a la población tarijeña, que nos apoyen cuando alguno de nuestros defensores y defensoras tengan alguna situación de amedrentamiento, sean detenidos, (eso) tiene que preocuparnos a todos”, exclamo ansiosa, por la crítica situación que se vive en Bolivia.  

La Declaración Universal de Derechos Humanos fue adoptada por la tercera Asamblea General de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948 en París. Ninguno de los 56 miembros de las Naciones Unidas votó en contra del texto, aunque Sudáfrica, Arabia Saudita y la Unión Soviética se abstuvieron de respaldarla.

GPA/ja

Deja un comentario