spot_imgspot_img

Políticos de traslado campañas electorales a las redes sociales: ‘guerreros digitales’ vs ‘defensores de la democracia digitales’ 

Políticos de Bolivia oficializan traslado de campañas electorales del 2019 a las redes sociales: ‘guerreros digitales’ vs defensores de la democracia digitales’ 

Como nunca antes, el poder de las redes sociales ha cobrado mayor importancia frente a los medios tradicionales, relegados a un segundo plano, en el marco de los preparativos para las campañas electorales de la gestión 2019 en Bolivia.

Hoy (15.11.2018), después de varias anuncios del partido de Evo Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), de preparar un ejército de “guerreros digitales” del Chapare para las campañas electorales del próximo año; el partido de oposición Unidad Demócrata, respondió con el anuncio de que han preparado a los “Defensores de la democracia digitales” para enfrentar las campañas electorales del 2019.

“¿El Presidente (Evo Morales) quiere guerra en las redes?, le vamos a dar en las redes (sociales), pero con una premisa: con la verdad y de cara al pueblo”, aseveró la diputada de Unidad Demócrata, Lourdes Millares.

En la víspera el presidente Evo Morales, manifestó su temor a perder las elecciones generales del 2019, gracias a la “guerra digital” en las redes sociales.

“Hermanas y hermanos prepárense para combatir la mentira. Pero ¿Cuál la ventaja que tenemos?. Felizmente gracias a ustedes, especialmente del campo, tenemos presencia y control territorial. Pero ¿cuál es nuestra desventaja?, la guerra digital, la guerra en Internet esa es nuestra debilidad”, aseveró Morales en un acto público y televisado.

Ante la “guerra digital” declarada por Evo Morales, que tiene la aspiración personal de continuar siendo Presidente por cuarta ocasión consecutiva, condición prohibida por el Artículo 168 de Constitución Política del Estado, ya tiene una respuesta en el bloque opositor.

Al respecto la diputada Millares, aceptó la guerra y anticipó que ya tiene preparados a sus “Defensores de la Democracia Digitales” para enfrentar a los “Guerreros Digitales” de Evo Morales.

“Nosotros vamos a tener a nuestros ‘Defensores de la Democracia digitales’ y para eso estamos preparados, en todos los departamentos estamos haciendo cursos de formación en redes sociales. Tenemos a ingenieros de sistemas, a universitarias, tenemos los bloques de juventudes, entonces vamos a responder”, aseguró a los periodistas la parlamentaria de oposición.

De un tiempo a esta parte de la historia de la humanidad, las redes sociales han superado la importancia de los medios tradicionales en la Tierra. Con poca o mucha credibilidad, pero las redes sociales se han transformado en esa palestra para hacerse escuchar, frente a los micrófonos de los medios de comunicación, controlados y limitados políticamente por Leyes como la 045.

En el pasado inmediato, el actual Presidente Republicanos de Estados Unidos, Donald Trump, enfrentó a sus contendores electorales encabezados por la candidata Demócrata, Hillary Clinton, con una campaña desarrollada en la redes sociales, pero más concentrada específicamente en Twitter.

El mandatario norteamericano incluso llegó a acusar a los medios tradicionales de su país de realizarle una mala campaña con la difusión de información que los estigmatizaba frente al electorado.

En el capítulo boliviano sobre el uso estratégico de las redes sociales para emprender una campaña electoral, la historia de los procesos electorales ha quedado marcada por la derrota electoral de Evo Morales, como caudillo, en la última consulta popular del referendo vinculante convocado por dicho Mandatario para el pasado 21 de febrero del 2016 (21F).

Con un poco menos de un mes de anticipación a la realización del 21F, la revelación de una información del pasado del presidente Evo Morales, hasta ese momento celosamente escondida a la opinión pública, desató una ola de sorpresas y desencantos del hasta entonces reserva moral del partido gobernante.

Con las revelaciones efectuadas en Facebook por el comunicador y político, Carlos Valverde, del supuesto “tráfico de influencias” de Gabriela Zapata ex novia de Evo Morales, demolió la credibilidad de la que aún gozaba el presidente Evo.

La relación sentimental y la supuesta concepción de un hijo, fue confirmada, corroborada y admitida (voluntariamente) por el presidente Evo en una conferencia de prese transmitida a través del canal estatal Bolivia Tv.

A partir de esta revelación la credibilidad de Evo Morales y su partido político se vino de caída, que hasta la fecha no termina de tocar fondo.

Cada acción asumida por Evo y su partido no ha hecho más de pulverizar su credibilidad ante la opinión pública boliviana, pero también ante la comunidad internacional y para ese resultado mucho ha tenido que ver las redes sociales, que han globalizado la información local.

Tras ese evento histórico, el partido gobernante dirigido por Evo Morales responsabilizó a una supuesta “guerra sucia” en las redes sociales para su derrota en las urnas, por lo que inició una campaña que él y sus allegados llamaron “el día de la mentira” al 21F.

Ahora, a casi un año de las elecciones generales de octubre del 2019, ya está declarada la “guerra digital” entre oficialistas y opositores.

El único responsable de esta guerra es Evo Morales Ayma, que desconoció la voluntad popular expresada en el referendo vinculante de 21 de febrero del 2016, a pocos meses de haber ganado la última elección presidencial del 2015.

Acudió al Tribunal Constitucional, preseleccionado por los diputados y senadores del MAS, para “trastocar” el Artículo 168 de la Constitución Política del Estado e incluso para interpretar el Pacto de San José, competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Javier Alanocahttps://www.javieralanoca.com
Freelance Periodismo Independiente

Get in Touch

Deja un comentario

spot_imgspot_img

Related Articles

spot_img

Get in Touch

10,468FansMe gusta
875SeguidoresSeguir
suscriptoresSuscribirte

Latest Posts