La audiencia de medidas cautelares en contra del subteniente de Policía Bleisner Freddy Santander, acusado de agredir a la funcionaria municipal Yamile Cáceres, programada para la tarde de este martes fue suspendida hasta el 25 de septiembre, informó el director de Procesos Jurisdiccionales de la Alcaldía paceña, Fernando Bascopé.

“Nos hemos visto sorprendidos nuevamente con la suspensión de la audiencia demostrándose la obstaculización que está realizando el señor Santander al no someterse al proceso. En esta ocasión se presentó sin abogado, justificando que tendría otra audiencia en el Comando Departamental de la Policía en el Régimen Disciplinario, pero sin la documentación que muestre la idoneidad de la notificación como tal”, manifestó, según boletín institucional.

A mediados de agosto, la juez cuarto anticorrupción y violencia contra la mujer de La Paz, Melina Lima, rechazó los incidentes dilatorios (recursos) presentados por el subteniente y determinó realizar la audiencia de medidas cautelares.

Bascopé sostuvo que se solicitó a la juez que se consulte al Régimen Disciplinario de la Policía para constatar que el defensor de Santander realmente estaba en audiencia, además se demandó que en la siguiente audiencia esté presente un defensor público.

“También se ha solicitado que se remitan los antecedentes de los anteriores abogados ante el Ministerio Público y el Colegio de Abogados a efectos de que se los procese, porque lo que se ve es un acto dilatorio de la justicia”, aseveró la autoridad municipal, al indicar que anteriormente el subteniente contaba con tres abogados.

Agregó que hay suficientes elementos para que se le imponga la detención preventiva como el hecho de ser imputado por otros procesos penales y porque tiene un proceso administrativo dentro de la institución del orden.

“Se tiene antecedentes de otros procesos penales como también ha sido imputado por distintos hechos que ha cometido, a parte, se está demostrando que existe un proceso ante la Policía, ante la sumariante policial, y obviamente todos estos elementos hacen prever que se pueda disponer una detención preventiva” refirió la autoridad edil.

La Municipalidad interpuso una querella penal en contra del uniformado por la comisión del delito de uso indebido de influencias, violencia contra la mujer, lesiones leves e impedir el ejercicio de funciones.

El 24 de mayo, Cáceres fue agredida por el uniformado cuando le pidió que parqueara la patrulla policial en la que estaba en un solo sitio demarcado para el estacionamiento tarifado en vía pública en Sopocachi. Santander rechazó el pedido, se bajó del vehículo y, al ver que lo filmaban, atacó a la funcionaria, según se ve y oye en un video difundido por redes sociales.

Deja un comentario