La Sala Penal Tercera de La Paz aceptó la cesación de la detención preventiva del médico Jhiery Fernández y dictó su arresto domiciliario, por lo que dejará la cárcel de San Pedro luego de casi cuatro años, donde permaneció por la acusación de la violación del bebé Alexander, aunque sin prueba suficiente, según señala la defensa.

«El tribunal compuesto por estas dos jueces ha reestablecido el debido proceso y han restituido sus garantías constitucionales y se le otorgó al doctor Fernández detención domiciliaria», dijo la abogada Zuleika Lanza, en medio de la algarabía de quienes se dieron cita a juzgados para respaldar al galeno.

Fernández fue sentenciado a 20 años de cárcel; sin embargo, la ahora exjueza Patricia Pacajes, una de las que dictó la medida, en un audio difundido por medios de comunicación y redes sociales admitió que el médico era inocente y que no hubo violación al bebé.

Los abogados de la defensa plantearon la acción de cesación de detención para el galeno, audiencia que se realizó esta jornada y duró aproximadamente tres horas.

Lanza explicó que, además de la detención domiciliaria, el tribunal determinó arraigo, la presentación de cuatro garantes y la prohibición para el galeno de asistir a lugares donde se investiga los hechos de la muerte del bebé Alexander.

«Se ha determinado que el doctor Jhiery Fernández sea vigilado por el Ministerio Público, no así por custodio policial», mencionó.

La madre de Fernández señaló que hasta hoy vivió un calvario y no tenía dónde acudir para que se haga justicia con su hijo.

«Dios nos ha dado la bendición, cuatro años que he sufrido y he peregrinado, pero ahí está la justicia de Dios», mencionó.

Deja un comentario