Una mujer detenida en la cárcel de Palmasola de Santa Cruz contrajo matrimonio con un Teniente de Policía

0
565
Foto referencial de matrimonio

El domingo una mujer que esta detenida en la cárcel de Palmasola de la ciudad de Santa Cruz contrajo matrimonio con un policía cuyo grado es teniente.

Como asevera la página de Facebook Clave 300, «pudo más el amor que los cuestionamientos» que pueda haber la sociedad frente a una relación no habitual, como el del oficial de Policía con la interna de recinto penitenciario cruceño.

Según la misma fuente, la mujer está internada en PC-2, del régimen de mujeres y cumple una condena de 30 años de prisión por el delito de asesinato.

Un fuente allegada a la pareja habría informado que la ceremonia nupcial se desarrolló en el área del Régimen Abierto (PC-4), a la que acudieron algunas reclusas como invitadas, pero no así, los familiares de los novios.

Entre los pequeños incidentes, también relatan que la boda fue aparentemente oficializada un notario de Fe pública, la misma fue interrumpida por otra mujer, también detenida, que asistió a la boda y que expresó oposición al casamiento de su compañera de celda con un efectivo de la policía.

Según el testimonió de dicho allegado, el incidente interrumpió por algunos momentos la ceremonia nupcial, que finalmente concluyó con el enlace matrimonial. Este hecho motivó la realización de un informe por los encargados del recinto penitenciario para que sea remitido a los superiores.

“Tengo entendido que algunas internas invitadas fueron a presenciar la unión pero hubieron problemas”, dijo la fuente.

Otros destacaron la valentía del uniformado por casarse con una interna. “Hay que tener valor para ser lo que hizo el teniente, rompió las barreras de las críticas sin importarle y se caso por amor”, expresó otro privado de libertada.

La pareja se conoció en la misma cárcel de Palmasola, ya que el Teniente de Policía fue destinado por sus superiores al recinto penitenciario para desarrollar su trabajo.

La pareja se conoció y enamoró al menos durante el último año. El caso fue conocido por el Gobernador de la cárcel, autoridades penitenciarias y los propios internos.

Cárcel de Palmasola

En la ciudad de Santa Cruz, al Este de Bolivia, Palmasola la cárcel más poblada del país y es la que más hacinamiento sufre debido a su capacidad de albergue. Le sigue el centro penitenciario de San Pedro, en La Paz.

La única cárcel que no sufre por superpoblación en la actualidad es el complejo carcelario femenino de Miraflores, en la Sede de Gobierno.   

El recinto de Palmasola fue creado en 1989. Tiene una capacidad para 600 varones. En ese sector ahora están recluidos más de 5.294, lo que implica una superpoblación del 782%. En el espacio para mujeres hay más de 385 reclusas, a pesar de que fue concebida para 200 personas, según publicaciones de la prensa local. 

Bolivia se encuentra entre los 10 países con mayor sobrepoblación carcelaria en el mundo y es el cuarto a escala latinoamericana. El país superó la escala crítica y el año pasado se llegó al 256% de hacinamiento. Y a eso se le suma que la situación de los reos es precaria e infrahumana en todos los penales.