Nexos de Gonzalo Hurtado permite saber que hijas de Fiscal General trabaja en el TCP y Ministerio de Educación y cuentan con patrimonios millonarios

0
762
Foto: Cortesía Kandire

El caso de Pedro Montenegro Paz ha permitido descubrir una serie de entramados vínculos sospechosos de autoridades y familiares con el extraditable a Brasil por narcotráfico.

Jueces, magistrados, empresarios además de policías y políticos figuran en la lista de supuestos vinculados a Montenegro.

En las últimas semanas saltó el nombre del magistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional(TCP), Gonzalo Hurtado.

Como una acción concreta asumida por el supuesto vínculo de Hurtado con Montenegro, fue asumida por la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), que procedió a incautar un inmueble de su propiedad, en la ciudad de Santa Cruz.

Pese a algunas evidencias, el magistrado continua sus funciones mientras autoridades políticas de la oposición aportan con nuevos datos sobre otros nexos. Es el caso de la senadora Janine Añez que develó que la una de las hijas del Fiscal General, Juan Lanchipa, trabaja con el magistrado Gonzalo Hurtado.

Vania Lanchipa Ramírez salió a luz pública hace unas horas luego de que la senadora Janine Añez, indicara que ella es hija del Fiscal General del Estado Juan Lanchipa y que trabajaba con el magistrado del TCP, Gonzalo Hurtado.

Tal aseveración fue desmentida este jueves por el presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Petronilo Flores y por el propio Fiscal General, quienes aclararon que la joven cumple funciones en la Sala Cuarta, pero no trabaja de manera directa, ni depende de Hurtado.

“Esta persona sí trabaja en el TCP, designada bajo el criterio de libre nombramiento porque no se ha implementado la carrera administrativa”, señaló Flores.

El detalle de que Lanchipa Ramírez es dependiente de esta oficina fue certificado luego de conocerse su declaración jurada ante la Contraloría y es precisamente esta información pública la que ha llamado la atención, pues allí se ve que su patrimonio alcanza los 4.176.545 bolivianos netos; en el gráfico también se detalla que ella no tiene deudas.

Pero Vania no es la única de la familia Lanchipa que supera el millón de bolivianos de patrimonio ya que también su hermana, Roxana, que trabaja en el Ministerio de Educación, tiene 1.421.580 de bolivianos y también se muestra sin pasivos o deudas. 

En la Contraloría también se tiene la declaración jurada del padre de ambas, el fiscal Juan Lanchipa, cuyo patrimonio es de Bs 930.340mientras que su deuda es de Bs 557.600 logrando tener un total neto de 372.740 bolivianos.