En medio de la irresponsabilidad demostrada en el Distrito 4 y 8 de la ciudad de El Alto, donde algunos vecinos salieron a bloquea calles y a lanzar piedras a ambulancias, el testimonio de una mujer del área rural de Eucaliptos deja en claro que el coronavirus es tan letal con el que come chuño, así como el Primer Ministro de una potencia europea.  

«Esta desgracia me ha llegado a mí y no quisiera que a otra gente le pase esto», relató hoy (01.05.2020), una pobladora del municipio de Eucaliptus, Oruro, que perdió a tres de sus familiares por coronavirus COVID-19, luego de que se contagiaron de la enfermedad por no acatar las medidas sanitarias ni la cuarentena total.

«No me gustaría que les pase a otras personas, así como a mí me está pasando esto», dijo entre lágrimas doña Rosa, quien recibió la visita del ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias.

Recientemente, Rosa perdió a su esposo, cuñado y suegra, quienes no asumieron las medidas de bioseguridad contra la enfermedad por considerarlas «una mentira» del gobierno para declarar una cuarentena total en el país.

«Quisiera que la gente de mi querido pueblo de Eucaliptus escuche mi testimonio y se cuide. Nos cuidaremos hermanos, no diremos que es político», exhortó impotente al ver el desacato de sus vecinos.

Por su parte, el Ministro de Obras Públicas, visiblemente compungido, pidió a la población que priorice la vida y deje de lado los afanes políticos.

«Dan ganas de llorar de impotencia y de rabia, pido al pueblo de Eucaliptus que están haciendo daño a su municipio que se dejen de pasiones políticas, hoy hay que salvar la vida, no puede ser que digan que este es un cuento de la presidenta Jeanine Añez», lamentó.

Hasta la fecha, el municipio altiplánico de Eucaliptus en departamento de La Paz reportó cuatro fallecidos: tres de una misma familia, y 11 casos confirmados de coronavirus.

Deja un comentario