Antes de responder la pregunta, conozcamos los hechos criminales cometidos por bestias que dice ser hombres. Por favor perdonen mi indignación e impotencia frentes a este tipo de hechos que ocurren en Bolivia porque, antes que periodista, soy un ser humano, hijo, hermano.

En Chuquisaca, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de la Policía de Sucre recibió la denuncia de una triple violación a una menor de de 15 años en la comunidad de Llinfi, a 30 minutos de Sucre, acurrida el domingo 8 de marzo.

Los violadores fueron reconocidos por la menor de 15 años y posteriormente apresados por los policías Felcv de Sucre, informó hoy (09.03.2020) la directora interina de esa instancia policial, Silvia Sardinas, quien no reveló los nombres de estos violadores.

«La FELCV ha atendido un caso de violación contra una menor de edad de 15 años, suscitado la madrugada del día domingo en la comunidad de Llinfi; denuncia de la cual se tuvo conocimiento a través de la central de Radio Patrulla 110 a las 05h00  mediante la llamada de los comunarios que reportaron haber encontrado a la menor semidesnuda, quien refirió ser víctima de una violación por parte de tres sujetos que ella identifica», dijo la autoridad policial.

Informó que en la Felcv de la estación policial de Villa Armonía, se le brindó todos los auxilios en coordinación con el Ministerio Público y desde donde se tomaron las acciones policiales para buscar a los posibles autores quienes ya fueron aprehendidos.

La menor habría realizado el reconocimiento de sus agresores quienes son albañiles de ocupación y oscilan entre los 18 y 19 años, imputables ante las leyes de Bolivia.

La oficial de la Felcv informó que las circunstancias del delito se dio cuando los tres sujetos indujeron al consumo de bebidas alcohólicas a la menor en un terreno baldío de Llinfi, donde fue agredida sexualmente por los tres sujetos.

«Aprovecho para reflexionar a los padres de familia y a las señoritas, para pedirles que tomen precauciones, pedirles que el control empieza por uno mismo y siempre hay un límite, sobre todo cuando se consume bebidas alcohólicas la persona se hace vulnerable. No confíen y si van a ir a compartir, digan con quiénes y dónde van a estar», reflexionó la capitán Sardinas.

EN EL CASO DEL FEMINICIDIO

El fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío, informó el domingo que se investiga un nuevo caso de feminicidio perpetrado presuntamente por Gerardo T.K. de 44 años en contra de su concubina Mercedes, también de 44 años, en el poblado rural de Amasi-Compi, provincia Omasuyos.

«Se efectuó el levantamiento legal del cadáver para realizar la autopsia legal en el lugar, porque familiares y autoridades de esa comunidad se opusieron al traslado del cuerpo a la morgue de La Paz», explicó fríamente, según un boletín institucional.

La autopsia determinó como causa de la muerte shock hipovolémico debido a un corte en su cuello, en otras palabras, la mujer murió por desangramiento por una herida en el cuello, lo que imposibilitó que el corazón sea capaz de bombear suficiente sangre al cuerpo.​

Según Cossío, el sábado a denuncia del padre de la víctima, funcionarios policiales se constituyeron en el centro de salud de Chua Cocani para verificar la muerte de una persona de sexo femenino. La mujer fue encontrada sin signos vitales y con una visible herida cortante en el cuello y otras en el cuerpo.

Manifestó que el presunto feminicida presenta un corte en el cuello y fue trasladado del Centro Médico de Chua-Cocani al Hospital de Clínicas de La Paz. Se sospecha que posteriormente el sujeto se ocasionó una herida de igual forma en el cuello.

Después de verificar el cuerpo de la víctima inmediatamente el Ministerio Público a través del asiento Fiscal de Achacachi realizó los actuados y protocolos correspondientes; se colectó la evidencia y se hizo el registro del lugar como en toda investigación.

Se presume, dijo que los móviles del hecho de feminicidio, fueron los celos entre la pareja quienes protagonizaron una discusión, es en esa circunstancia el hombre, aparentemente, atacó a su pareja con un arma blanca (cuchillo) y le provocó varias heridas.

¿qué hacer con estas bestias que violan y matan?

Como periodista, cada vez que me toca informar sobre este tipo de casos, sobre todo los referidos al asesinato de mujeres, que por lo general son esposas, enamoradas o novias, siempre me pregunto: ¿dónde está el papá, el hermano, el tío o los primos de esa mujer?, ¿por qué no han intervenido ante las primeras evidencias de violencia?.

He conocido en la gestión 2019, de un militar que en la ciudad de El Alto había mantenido en cautiverio a su esposa, a quiene la golpeaba y prácticamente la había secuestrado, porque le había prohibido ver o recibir las visitas incluso de su madre, así lo relató la progenitora ante los periodistas, tras concretarse el asesinato de su hija.

La presencia de la familia en hogares, como los que mencione, es de vital importancia porque puede también evitar tragedias como en las que terminó ese caso en el pasado año. Cuando se detecta violencia intrafamiliar no existe la excusa de que cada matrimonio es un mundo aparte o esa otra tara que se repetía, «tu marido es y tiene derecho de pegarte».

Por otro lado, las quejas por la mala atención de funcionarios policiales y de la Fiscalía en este tipo de casos continúan. En estas instancias no hay comandante o fiscal departamental que pongo en orden las tareas que deben cumplir los subalternos.

Hoy, no basta con marchas con carteles o campañas propagandísticas en los medios de comunicación para combatir contra los feminicidios y las violaciones, las instituciones determinadas por Ley, deben actuar militantemente, deben salir detrás de sus escritorios para ir a fiscalizar caso por caso hasta las casas de los violentos potenciales feminicidas. Porque, para nadie es extraño que tanto la Policía y la Fiscalía tienen en sus manos las denuncias de violencia intrafamiliar, en esos registros están los próximos feminicidas y es obligación de las autoridades actuar en la prevención en esos hogares potenciales de feminicidas. Sí no existe la normativa ahí está el parlamento para concebirlas.

En otro tema, como periodista estoy consciente que con la actual Asamblea Legislativa donde la mayoría de los dos tercios corresponde al Movimiento al Socialismo (MAS), no vamos a llegar a nada bueno, porque a estos parlamentarios no les interesa los problemas de la sociedad boliviana.

Con el próximo congreso nacional generaremos y promoveremos -como periodistas- el cambio de la Ley para endurecer las penas en contra de violadores y feminicidas, con las agravantes que han destruido familias hasta el momento.

Contra los asesinos de mujeres y los alegres violadores deberán existir la «acumulación de las penas sin perdón judicial de ningún tipo», no sé si es viable la cadena perpetua con la Constitución vigente, pero creo que es viable la acumulación de las penas, sin prescripción, sin indulto y sin perdón judicial de ningún tipo. Estos cambios los vamos a poner en debate la primera semana del nuevo congreso parlamentario.

También será necesario incrementar las sanciones penales en los delitos hoy vigentes, sí el artículo 96 del Código de Sistema Penal, que establece una reclusión de hasta 30 años de cárcel a las personas sentenciadas por violación a menores de 14 años, cuando concurran cualquier de nueve agravantes, será necesario incrementar en un tercio esa sanción para los autores, además de la acumulación de las penas por cada delito que se tipifique en cada caso.

Paralelo a todos estos cambios habrá que modificar la currícula educativa para los escolares, estudiantes y universitarios, para incorporar materias referidas a la igualdad de género, a la igualdad de funciones y responsabilidades desde las domésticas, académicas, cívicas, sociales, políticas e institucionales.

En Bolivia estos y otros cambios son urgentes y es obligación de todos exigirlos, sí los medios no hablan de estos temas urgentes, ahí están las redes sociales poderosas para prescindir de ellos y promover estos cambios y otros que no los he abordado.

Deja un comentario