Ante la sospecha de ser uno de los causales del origen del cáncer, el Ministerio de Salud emitió una alerta sanitaria para los hospitales, clínicas, consultorios, farmacias y población en general, para que eviten el consumo de medicamentos que contengan el componente conocido como  Valsartán de origen chino.

En conferencia de prensa, la directora de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), María Julia Carrasco, confirmó la prohibición de la comercialización de medicamentos que incluya en su composición el elemento de origen chino Valsartán.

«Al haber una alerta tenemos la obligación como Estado, que proteger la salud de la población, de emitir ya una alerta sanitaria, evitando la comercialización de este producto, que debemos aclarar es de origen chino, Valsartán», dijo Carrasco a los periodistas.

La reacción de las autoridades bolivianas se da con el retraso de casi dos semanas, con relación a la alerta sanitaria emitida en Europa.

El 5 de julio la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) había  informado que debía empezar una revisión «sustanciosa» de todos los medicamentos que contienen Valsartán, debido a que una compañía china, encargada de suministrar el compuesto activo, encontró una impureza en su producto.

Los lotes afectados, elaborados por la farmacéutica china Zhejiang Huahai, contienen una impureza (N-nitrosodimetilamina) calificada como probablemente carcinogénica para humanos.

En Bolivia, la funcionaria de la Agencia Estatal de Medicamentos, explicó que, mientras se realicen investigaciones sobre los efectos del producto Valsartán y organismos multilaterales como la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) no emita un comunicado oficial que contradigan las sospechas, se suspenderá la comercialización del medicamento en el territorio nacional.

«El Valsartán es un medicamento que los médicos utilizan para controlar la presión arterial, la hipertensión, se utiliza también cuando existen problemas de ritmo cardiaco o en casos de insuficiencia renal», explicó.

Manifestó que esa alerta sanitaria ya fue comunicada a los servicios departamentales de salud, sociedades científicas de medicina interna y terapia intensiva, además de farmacias del país.

La sustancia activa valsartán, cuando ingresa al cuerpo humano, ataca a la región hepática; en algunos casos, es asociada al cáncer al pulmón y a hemorragias internas.

Fuentes de Sanidad han insistido en que «es muy importante» que los afectados no interrumpan su tratamiento de golpe sin informar a su médico. Una vez consultado un profesional, es posible sustituir el fármaco que el paciente esté tomando por otro con la misma composición, pero que no esté afectado por este defecto de calidad.

Deja un comentario