Caso Jonathan Quispe, ¿Cuál es la verdad, la versión de Carlos Romero o la del inspector general de la Policía, Wálter Lizeca?

La Policía Boliviana afirmó este el lunes (28.05.2018) que el estudiante Jonathan Quispe, de 20 años, ingresó vivo a un domicilio particular durante las protestas de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) y que 13 minutos después apareció muerto.

«En la secuencia de imágenes llegamos a establecer que (los manifestantes) ingresan a un domicilio, donde también Jonathan Quispe ingresa vivo (…) En ningún momento podemos establecer que él está herido gravemente», dijo el inspector general de la Policía, Wálter Lizeca, en conferencia de prensa.

Sin embargo esta segunda versión de la Policía Boliviana contradice a la primera que fue difundida por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, el mismo día en que Jonathan Quispe fue victimado.

Romero, informó en la noche del pasado pasado jeuves (24.05.2018) que una canica de vidrio introducida en los petardos que dispararon los manifestantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) provocó la muerte del estudiante Jonathan Quispe Vila, de 20 años.

Romero explicó que la autopsia al cuerpo de la víctima estableció que ese proyectil fue disparado presumiblemente desde el puente donde estuvieron los manifestantes.

«Los manifestantes se encontraban en las pasarelas disparando estas canicas contra la humanidad de los policías; entonces esta canica lamentablemente ha penetrado entre dos costillas del estudiante fallecido y se ha alojado en un pulmón cegándole la vida. Este es el informe oficial técnico científico que no admite discusiones», manifestó según ABI.

¿Ahora cuál es la verdad, la versión de Carlos Romero o la del inspector general de la Policía, Wálter Lizeca?

En este punto, conocemos que entre el escenario referido por Carlos Romero y del que habla Walter Lizeca, hay una distancia de casi 700 metros. Son dos lugares diferentes que son mencionados por el una de las partes, Policía y Gobierno.

Mientras que la otra parte, docentes y abogados de la UPEA afirma que Jonathan Quispe fue victimado en inmediaciones donde esta ubicada las oficinas de la Procuraduría de Estado.

El ex Mayor de Policía y docente de la UPEA, David Vargas, revelo que es imposible que exista un petardo capaz de impulsar una canica hasta aproximadamente 700 metros de distancia.

“Hasta donde ha caído nuestro estudiante, que es en (inmediaciones de las calles) Martín Cárdenas y la 11 de Junio, son como 700 metros. (En el trayecto) hay puente, hay árboles, hay vehículos, hay gente y tuvo que llegar. No existe en el mundo entero (…) petardos teledirigidos”, dijo David Vargas en conferencia de prensa.

El hecho que la Policía y Gobierno manejen dos versiones genera confusión sobre su verdad indiscutible, presentado el jueves pasado por Romero en compañía del alto mando policial.

Javier Alanocahttps://www.javieralanoca.com
Freelance Periodismo Independiente

Get in Touch

Deja un comentario

Related Articles

Tribunal Supremo Electoral inhabilita la candidatura de Manfred Reyes Villa, por un pliego de cargo ejecutoriado

La Sala plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) inhabilitó la candidatura de Manfred Reyes Villa por un pliego de cargo ejecutoriado por una deuda...

Chile: detienen a dos carabineros por la muerte del boliviano Jaime Veizaga en Calama

Dos carabineros de Chile fueron detenidos por la muerte de un ciudadano boliviano de 22 años de edad, tras ser abandonado en la calle...

Departamento de Estado de los EEUU sube el nivel de alerta a 4 y recomienda a sus ciudadanos no viajar a Bolivia por el...

El Departamento de Estado de los Estados Unidos sube la alerta de viajes a Bolivia al nivel 4 de no viajar a Bolivia. La...

Get in Touch

10,485FansMe gusta
858SeguidoresSeguir
suscriptoresSuscribirte

Latest Posts