El director de la Policía, Edwin Sánchez, apeló el viernes al diálogo para recuperar la paz en La Asunta, departamento de La Paz, donde se verificaron dos emboscadas a los uniformados con el saldo de tres muertos, un efectivo y dos cocaleros.

«Como Policía apelamos por el respeto de los derechos humanos y en esta ocasión como en otras apelamos siempre al diálogo entre sectores en conflicto y evitar hechos de violencia y recuperar la paz en La Asunta», dijo a los periodistas.

Indicó que la Policía dispuso dispositivos de seguridad para proteger al personal de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) que tiene la misión de erradicar la coca excedentaria en La Asunta.

¿Pero qué dijo uno de los colaboradores de Evo Morales?

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, dijo el viernes que será «difícil» iniciar un diálogo con los cocaleros de La Asunta, en los Yungas de La Paz, porque sus pedidos, que pasan por «triplicar la producción de hoja de coca» en esa región son «irracionales».

«Es un pedido absolutamente irracional, nosotros no podemos seguir autorizando más hoja de coca, porque esa producción excedentaria se va al narcotráfico», dijo a los periodistas.

Según Cocarico, los cocaleros de La Asunta piden la abrogación de la Ley General de la Hoja de Coca, cuya aprobación fue consensuada con todos los sectores vinculados a su producción.

También demandan que se incremente a una hectárea las plantaciones de coca por persona en La Asunta, además, de autoadministrar los recursos económicos que provienen de la Unión Europea.

El ministro recordó que cuando se aprobó la Ley General de la Hoja de Coca existían 6.000 productores en La Asunta, pero en la actualidad se exige la afiliación de 12.000 personas en la zona.

Deja un comentario