Tras más de cinco horas de debate, el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil falló por rechazar la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva.

En esta jornada de viernes, con votación de cuatro de los siete jueces quedó sepultada la intensión de Lula de revivir al socialismo en el Brasil.

Esta votación del TSE dejaría a Da Silva fuera de la contienda electoral que llega a su puerto en el mes de octubre próximo, salvo alguna sorpresa de último momento.

En esta jornada de votación solo uno de los magistrado votó a favor de Lula da Silva pueda hacer campaña electoral, incluso, desde la misma cárcel de Curitiba donde actualmente se encuentra cumpliendo una sentencia de 12 años de prisión por actos de corrupción y lavado de dinero.

Sin embargo el resultado podría ser alterado porque los jueces pueden cambiar de opinión una vez concluida toda la votación de los siete magistrados, hasta ese momento, no se podrá proclamar la situación política de Lula.

Los abogados de sentenciado anticiparon que apelarán a cualquier decisión adversa ante el Supremo Tribunal Federal, última instancia a la que pueden recurrir para habilitar a Lula para las elecciones.

Pese a su condición judicial, Lula lidera los sondeos de cara a las elecciones de octubre próximo con casi 40 % de las intenciones de voto, seguido por el ultraderechista Jair Bolsonaro, con cerca del 20 % de las preferencias.

Deja un comentario