El Vicepresidente de Bolivia es el ciudadano boliviano que en varias ocasiones ha protagonizado manifestaciones con ciertos matices racistas y llamados a la confrontación.

El martes el Vicepresidente Álvaro García Linera visitó la ciudad de Coroico en la región paceña de los Yungas.

Ahí, García Linera dijo que Evo Morales es víctima de discriminación y como supuesta prueba leyó un par de publicaciones efectuadas en el Twitter con insultos contra el mandatario, antes de repetir su discurso de victimización. Pero ¿qué dijo García Linera en su alocución?.

“El desprecio a Evo es el desprecio a ustedes, es el desprecio a las polleras, es el desprecio al color de piel…” arengó. “No es para amargarse sino para saber cómo es la pelea, q’aras (personas de tez blanca) contra indios, q’aras y gringos contra trabajadores, campesinos y pueblo, esa es la pelea”, manifestó el Vicepresidente en otro capítulo de sus típicos discursos, que parecen incitar a una confrontación en dos bandos. A esta altura de esta redacción se debe dejar en claro que García Linera no es un indígena.

El martes tanto el Vicepresidente como el presidente Evo Morales se constituyeron en la región de los Yungas después de varios años, espacio de tiempo en los que se suscitaron confrontaciones entre cocaleros y con las fuerzas policiales y militares, por el tema de la coca. Lo que ocasionó una reacción natural de la gente de rechazar la presencia del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Morales.

Por cierto, en Bolivia los Yungas de La Paz es la región de origen de la planta de la coca.
Antes de la aprobación de la cuestionada Ley de la Coca por el Gobierno, los Yungas paceños eran considerados un bastión del partido político de Evo Morales.

Las concentraciones antes de ese hito en los Yungas las realizaban en los campos deportivos por la gran cantidad de gente que asistían, sin embargo, las reuniones políticas del martes fueron realizadas con un máximo de 300 personas en calles angostas de Coroico y Coripata en el caso de Morales.

A título de Gestión de gobierno, el MAS realiza concentraciones políticas con transmisiones en vivo por radio y televisión y con tintes de campaña electoral, donde sus militantes se uniforman con los colores de ese partido político y los discursantes realizan “proclamaciones de candidatura”. Las transmisiones por los medios son financiados con recursos del Estado.

En el poblado turístico de Coroico Vicepresidente, como antes, ensalzó la figura de Evo Morales ante un reducido público. Para García Linera, Evo es  el Presidente que despenalizó el acullicu de la hoja de coca en la ONU, el indígena insultado y amenazado de muerte  por la derecha que en el pasado quiso “liquidar” el consumo de coca y a los productores del arbusto.

“Ahora esos son los sinvergüenzas que quieren hablar mal del Gobierno, no tienen sangre, son unos sinvergüenzas” descalificó ante la concentración de militantes del MAS.

Sin embargo, no es la primera vez que García Linera recurre al recurso de la “victimización” para conmover y lograr el apoyo en la población rural. El 4 de enero del 2018, en el poblado de Raqaypampa, Cochabamba, volvió a referirse al tema con los mismo matices.

«Hay gente que desprecia que un presidente sea indígena, quieren tumbar a Evo Morales, a los diputados, a los alcaldes y quitarles la tierra y el idioma para quitarles el poder conquistado por los pueblos», manifestó.

El 18 de enero del 2018, García Linera volvió a emitir su discurso que incita a la confrontación, durante el XVII Congreso Ordinario de la Federación Departamental Única de Mujeres Campesinas, Indígenas, Originarias de La Paz Bartolina Sisa, que se realizó en el coliseo Héroes de Octubre, en la ciudad de El Alto.

“Bolivia existe gracias a los indígenas, los aymaras, chiquitanos, campesinos, obreros, vecinos, jóvenes, trabajadores, y ahora los que oprimían y discriminaban quieren regresar para volverlos a esclavizar”, elocubró García Linera.

“Los vamos a derrotar en las calles, porque de ahí venimos, somos mayoría, somos más, somos mayoría, y la mayoría somos indígenas, obreros, vecinos, aymaras, gremiales, y a esos unos cuantos karizos los vamos a derrotar”, manifestó en discurso el Vicepresidente.

Por su lado, este martes el Presidente Morales se refirió a la declaratoria de “dictador” que le hicieron las plataformas ciudadanas en su primero congreso de Cochabamba.

El Mandatario atribuyó, equivocadamente, que el título le fue otorgado “por envidia” por los logros alcanzados para el desarrollo del país en sus 12 años de gobierno, cuando en realidad la declaratoria le fue asignado porque no respeta los resultados del referendo vinculante del 21 de febrero del 2016 y porque forzó su repostulación vulnerando el artículo 168 de la Constitución Política del Estado.

Deja un comentario