El secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Jubilados y Rentistas de Bolivia, Gróver Alejandro Gutiérrez, denunció que el gobierno anunció la suspensión de la distribución del alimento suplementario conocido como “Carmelo” a las persona jubiladas.

“El Carmelo se va a dar por receta médica no se va a distribuir como se estaba distribuyendo, como indica, eso es lo que ha determinado el Gobierno”, dijo el representante de los Jubilados.

Hasta el momento no se ha conocido las causas y mucho menos una versión oficial del gobierno nacional sobre esta denuncia del secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Jubilados y Rentistas de Bolivia.

“El Carmelo cuesta 57 bolivianos cada paquete y a veces no llega íntegro al consumidor, es una de las razones por las que han dicho que no van a distribuir para todos los jubilados ancianos de la tercera edad y mucho menos, sino por receta médica”, aseveró.

Se ha observado un sistemático abandono de parte del gobierno al sector jubilado del país. Desde el hecho de posterga un incremento apropiado de sus rentas, hasta el caso de la suspensión de la entrega del suplemento alimentario el Carmelo.

“Espero que la Central Obrera Boliviana diga su parecer al respecto”, dijo Gróver Alejandro Gutierrez, aunque en los últimos tiempos la COB optó por ocuparse de otros temas político partidarios, como el buscar acompañante de formula para Evo Morales, en lugar de buscar la atención de los requerimientos sociales y económicos de los afiliados.

“Los compañeros están reclamando, esperemos las reacciones de las asociaciones y nuestras Federaciones para hacer una representación formal”, dijo el dirigente.

El 20 de julio de 2015, el presidente Evo Morales había presentado el complemento nutricional para adultos mayores denominado ‘Carmelo’, en honor al hombre más longevo de Bolivia, Carmelo Flores, que vivió 123 años en la comunidad Fasquira, de la provincia Omasuyos, La Paz.

El suplemento nutricional tiene más de 20 vitaminas y minerales, entre ellas complejo B1 al B12, vitaminas A, D y C; hierro, calcio, fósforo, magnesio, yodo, omega tres, entre otros.

En esa ocasión se había señalado que casi 893.000 adultos, era la población en riesgo para disminuir la desnutrición, las anemias, y para ayudar a mejorar las defensas porque viven dificultades económicas los adultos mayores de 60 años. Además no está contraindicado para los diabéticos.

En el inicio de este beneficio se había previsto una inversión anual de 579 millones de bolivianos, cuando cada bolsa del Carmelo tenía un costo de 54 bolivianos. La seguridad social debía cubrir el gasto para los asegurados del sector de los jubilados, y para los que no tenían el seguro la distribución gratuita le correspondía a las aproximadamente  339 alcaldías del país.

Deja un comentario