Perro Shar pei, foto referencial

El perro Patuque, de raza Shar pei, fue sometido a eutanasia humanitaria e indolora debido a un tumor maligno alojado en la fosa nasal derecha que deterioró su salud de forma irreversible, informó este jueves la representante legal de la organización Kamuk, Andrea Kirkwood.

La secretaria municipal de Salud, Verónica Hurtado; el director general de Asuntos Jurídicos de la Alcaldía, Fernando Velásquez, y Kirkwood brindaron una conferencia de prensa en el despacho del Alcalde Luis Revilla, en el Palacio Consistorial, para informar sobre la situación.

“Lo que nos causa un poco de tranquilidad es que pudimos dar con el diagnóstico, porque si no lo hacíamos este perro iba a seguir con el problema y quién sabe cuánto sufrimiento más iba a tener. Entonces, el 26 de abril, tenemos el certificado de eutanasia, le hicimos descansar para evitar mayor sufrimiento”, explicó en tono sollozo la representante de Kamuk.

Velásquez añadió que se da a conocer en estos momentos la información porque recientemente se han generado noticias, en el ámbito judicial, sobre un proceso penal y en este marco “han hablado de la situación del can, también se ha especulado en algún momento que el perro ha sido trasladado a la ciudad de Santa Cruz”.

El animal llegó a Kamuk el 20 de noviembre del año pasado junto a una ficha clínica elaborada en la Casa de la Mascota la cual refería que fue tratado por epistaxis nasal (sangrado constante) con un tratamiento veterinario.

“Se ha observado al rato de entregarlo (a Kamuk) que tenía un problema de sangrado en la nariz que se ha hecho la evaluación clínica, se ha hecho el tratamiento, pero esto ya fue sujeto a la evaluación que se hizo en Kamuk”, recalcó Hurtado.

Se tiene el antecedente documentado de que el sangrado nasal ya venía desde junio de 2017 y, debido a que desde ese tiempo no presentaba mejoras, en Kamuk se le realizó un diagnóstico preciso con la ayuda del médico otorrinolaringólogo Sergio Rojas.

“Se planificó la primera intervención con una endoscopia en la nariz y se observó un tumor en el tercio posterior de esta (que era) lo que causaba el sangrado. Debido a esto se le hizo una biopsia en enero, lamentablemente, los resultados fueron desalentadores, fue un tumor maligno”, explicó Kirkwood.

Antecedentes

El 7 de agosto se registró la denuncia contra el perro por causar heridas en los brazos piernas y espalda de un niño de 11 años de edad.

Hurtado explicó que el 2 de septiembre de 2017, la Policía Forestal y de Medio Ambiente (Pofoma) transfirió a Patuque a la Unidad de Atención Integral de Animales (UAIA), más conocida como la Casa de la Mascota.

El 4 de septiembre el animal fue devuelto a su dueña por acciones judiciales, pero dos días después surgieron otras denuncias de agresiones y se solicitó a la propietaria entregar el can.

La mujer posteriormente fue enviada al Centro de Orientación  Femenina de Obrajes.

Para darle un mejor cuidado, evaluar la agresividad y rehabilitarlo, Patuque fue derivado (el 20 de noviembre) a Kamuk, luego de que la Alcaldía suscribió un convenio con esta entidad.

Deja un comentario