A 72 horas de anunciarse la renuncia de Salvador Romero al Tribunal Supremo Electoral (TSE), salen a luz las presiones políticas ejercitadas por algunos diputados del Movimiento al Socialismo (MAS).

Según el portal de Erbol, el diputado del MAS, Ramiro Venegas, informó este sábado (01.05.2021) que «ha emprendido un proceso judicial contra Salvador Romero», endilgándole el tipo penal de incumplimiento de deberes, debido a que no respondió a peticiones de informe que le hizo de manera formal.

Romero denunció las presiones, hostigamientos y amenazas que ejercieron organizaciones sociales, los partidos políticos en incluso los otros Poderes del Estado sobre el Tribunal Supremo Electoral y al proceso electoral desarrollado en medio de la pandemia Covid-19.

«El organismo y el proceso electoral fueron golpeados con saña por doquier. Amenazas, hostigamientos desde todos, o casi todos los frentes políticos, a veces sucesivos, en otras ocasiones, simultáneos; presiones de organizaciones sociales, regionales, corporativas; acechanzas de otros Poderes», denunció Romero, cuando era aún Presidente del cuarto poder del Estado boliviano.

Según la portal de información, el diputado Ramiro Venegas presentó una denuncia ante la Fiscalía, pero también ante el TSE el pasado 28 de abril. Sin embargo, una hora después de entregar el oficio en la ventanilla de correspondencia del Órgano Electoral, Salvador Romero -al parecer- se cansó del hostigamiento y anunció su renuncia al cargo.

Tras esos actos de hostigamiento, el diputado del MAS, Ramiro Venegas, calificó de “extraño” lo ocurrido, según la fuente citada, pero aclaró que seguirá ‘metiendole no más’ con el proceso penal contra el ex presidente del TSE, supuestamente, debido a todos los bolivianos debe cumplir con la Constitución y las leyes. Y… ¿cuándo los masistas cumpliran la Constitución?.

Según la mism fuente, en la denuncia penal Venegas argumentaría que Salvador Romero no ha respondido a dos peticiones de informes que le hizo el diputado, a pesar de incluso hubo reclamo de por medio. Sí Vanegas se precia de ser un diputado idóneo, de seguro veremos procesos penal en contra del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo y su par de Justicia, Iván Lima, quienes han postergado y dilatado su informe ante el Legislativo sobre la aprehensión anticonstitucional de la ex presidenta Jeanine Áñez.

Antecedente

De acuerdo con el memorial de la denuncia, las peticiones de informe escrito por el diputado Venegas, fue enviado al TSE el 1 y 4 de febrero. Mediante esas cartas se solicitan información sobre los hechos de 2019, (fraude electoral y la destitución de los anteriores vocales del TSE), la carta que había enviado la vocal Rosario Baptista a Luis Almagro y otros temas inherentes al Órgano Electoral.

Todos estos hecho son públicos y han estado en todos los medios de comunicación. ¿No sé cuánto pueda decir Romero sobre el «fraude electoral» en las elecciones generales del 20 de octubre de 2019 (hecho por el que Evo Morales destituyó a todos los vocales encabezados por María Eugenia Choque), y cuando Romero recién ingresó al TSE 25 de noviembre de 2019?.

¡Claro!, solo se comprende la actuación del diputado Venegas en contra de Salvador Romero y el TSE, en el contexto de la campaña del MAS, que intenta instaurar su posverdad sobre el el «fraude electoral» que benefició los planes de Evo Morales y su círculo más estrecho de privilegiados, por perpetuarse en el gobierno, imitando el mal ejemplo de los Castro en Cuba.

Pero… ante la falta de respuesta de Romero, el 11 de marzo la Cámara de Diputados envió una nota de reclamo al entonces presidente del TSE, requiriéndole una respuesta oportuna a las peticiones de informes, en otras palabras, una respuesta rápida, lo que en términos formales es una falta de respeto a otro Poder de Estado, una violación a la independencia de Poderes.

Pese a todos los arrebatos del diputado del MAS, y habiéndose vencido los plazos, Romero habría solicitado el 23 de marzo una ampliación de 15 días, sin embargo, a la fecha de la denuncia (28 de abril) la información no había sido remitida, según el memorial.

En ese marco el diputado Venegas solicitó a la Fiscalía admitir la denuncia penal contra Salvador Romero.

Como podrán observar los lectores, esa fue y es la actuación de los diputados del MAS, que creen tener el derecho de subordina a los otros Poderes del Estado, por simple hecho de ser miembros de la Parlamento, hoy denominado como Asamblea Legislativa Plurinacional.

Esta actuación del diputado del MAS también confirma la instrumentalización de la Fiscalía, institución que dejó de cumplir uno de los fundamentos de creación.

«El Ministerio Público es una institución constitucional, que representa a la sociedad ante los órganos jurisdiccionales para velar por el respeto de los derechos y las garantías constitucionales», señala en el Artículo 2 de la Ley 260 aprobado por Evo Morales el 11 de julio de 2012.

En un futuro mediato, también evaluaremos en este espacio denominado «Causa y Efecto» -premisa dialéctica para descubrir la verdad y la solución al problema- la transformación que hizo el MAS del Parlamento Nacional, hoy denominada como Asamblea Legislativa Plurinacional, que de plurinacional solo tiene el disfraz, habiendo involucionado en el proceso conocido como DEMOCRACIA.

CAUSA & EFECTO:ja

Foto: Cortesía La Razón//

Deja un comentario